Un ex secretario de Energía recupera en un libro la política energética de Alfonsín

Quien fuera secretario de Energía y director de YPF en el primer gobierno elegido por el voto popular tras la dictadura de los setenta, recupera un discurso de Alfonsín en Comodoro Rivadavia en 1984. Allí se ubica a YPF como cabeza de la industria en una política que acepta las exportaciones de crudo como una forma de conseguir divisas y contribuir al desarrollo económico.

Jorge Lapeña escribió “La energía en tiempos de Alfonsín: innovación, planificación estratégica, obras y autoabastecimiento”. El libro de reciente publicación repasa la política energética de Raúl Alfonsín, quien ocupó el cargo de presidente entre 1983 y 1989.

“La presente obra tiene por objetivo describir específicamente la gestión energética durante la presidencia de Raúl Alfonsín, entre 1983 y 1989. No existe otra obra que se haya propuesta ese objetivo, tal vez se escriban otras en el futuro que desafíen o complementen lo que aquí se expone. Tiene la característica de ser escrita por alguien que fue protagonista de gran parte de los hechos relatados y ello la aleja, naturalmente, de la metodología de la investigación historiográfica”

“Me propongo también hacer un homenaje a quien fuera el primer presidente de la democracia recuperada, resaltando los logros de su gestión, todavía no debidamente comprendidos. Ponderando las dificultades y poniendo de relieve los modos de gestión de Raúl Alfonsín que fueron profundamente republicanos, profundamente institucionales y profundamente humanos”

El libro editado por Eudeba se divide en cuatro partes. En la primera parte del libro se describe el contexto histórico, ideológico e institucional de la gestión de Alfonsín. La segunda parte detalla el plan energético de Alfonsín, donde se menciona especialmente un encuentro de especialistas en julio de 1983.

“Este encuentro de especialistas y otros documentos muestran que la UCR tenía dentro de su seno una cabal comprensión de los problemas energéticos. Una idea de la centralidad que debe ocupar la Planificación Estratégica de largo plazo; la idea de la Energía como un bien Estratégico y el rol central e indelegable que debe jugar el Estado en el manejo del sector”, escribe Lapeña.

En la tercera parte se explaya más en la gestión energética entre 1983 y 1989. Allí se repasan las obras de infraestructura en materia de gas natural, la situación de YPF, la renegociación de contratos petroleros en 1984, el Plan Houston y momentos delicados como los cortes de energía de 1988 y 1989.

La cuarta parte se titula La Energía después de la gestión de Raúl Alfonsín: los Años 90. “Si bien no constituye el objeto de este libro le da el necesario marco posterior: permite al lector entender lo que vino después y, también, tener una idea somera sobre cuáles son las posturas que adoptaron los protagonistas de la gestión anterior frente a los cambios implementados, básicamente el propio Raúl Alfonsín, la Unión Cívica Radical y quienes hemos sido sus funcionarios”, apunta Lapeña.

EL DISCURSO EN COMODORO

El referente actual del Grupo de Ex secretarios de Energía rescata un discurso de Alfonsín en Comodoro Rivadavia el 13 de diciembre de 1984.

“En el discurso de Comodoro Rivadavia, Alfonsín hace una definición interesante y práctica: ‘es necesario poner a la Argentina en crecimiento, todos los sectores deben contribuir a ese objetivo, el petróleo es uno de ellos’. La exportación de petróleo es bienvenida y puede contribuir a generar las divisas necesarias para pagar nuestra deuda externa”, escribe Lapeña.

“Esa definición es fundamental para un partido, la UCR, y en un país, la Argentina, atados a preconceptos. Derrumba también un postulado político de una nación cerrada en sí misma”, apunta Lapeña en las páginas de su libro.

“Alfonsín sostiene: ‘tenemos que sacar nuestro petróleo, exportar nuestro petróleo, y hacernos de las divisas necesarias para desarrollar nuestro país. Pero será YPF quien dirija esta política fundamental. No escapará a este esfuerzo el sector privado, y es por eso que estamos dispuestos a seguir, como lo hemos hecho toda la vida, con contratos de locación de obras y servicios, con contratos transparentes, claros, que realmente operen en beneficio de la Nación y de YPF, como hemos hecho recientemente con la renegociación de dieciocho contratos’”, cita el ex secretario de Energía.

Y ofrece una definición importante respecto a la empresa petrolera: ‘vamos a disponernos a realizar un esfuerzo descomunal para poner a YPF de nuevo entre las empresas más importantes de la tierra a través de la exploración, no poniendo en peligro las reservas que el país necesita’”, recuerda Lapeña sobre aquel discurso.

“Queda claro el rol central que ocupa YPF en el esquema de gobierno. La necesidad de ampliar la producción de petróleo y convertir a Argentina en un país exportador y, por último, la necesidad del capital privado en este esquema. Todo ello, sin poner en peligro las reservas, que son las que dan sustentabilidad a cualquier política de explotación de recursos no renovables”, señala Lapeña.

Lapeña fue subsecretario de Planificación Estratégica, secretario de Energía y presidente de YPF durante la gestión de Alfonsín. También estuvo a cargo de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) en tiempos de Fernando De La Rúa.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico