Un hombre quiso visitar a sus hijos y fue asesinado por la pareja de su ex mujer

Un espantoso hecho de sangre ocurrió el martes por la tarde en Pico Truncado cuando un hombre intentó visitar a sus propios hijos y fue agredido por la actual pareja de su ex mujer, quien le asestó una puñalada en el pecho. El episodio fue presenciado por uno de los cuatro hijos de la víctima, de 12 años de edad.

Caleta Olivia (Agencia)
El hecho ocurrió alrededor de las 19:50, en la casa 88 del barrio 400 Viviendas, desde donde se realizó un llamado a la policía alertando que un hombre intentaba ingresar por la fuerza a ese domicilio.
Los efectivos de la Seccional Primera entendieron rápidamente que se trataba de un conflicto familiar, ya que  Gustavo Andrés San Martín (36) -quien resultaría víctima fatal- tenía restricción para acercarse a la casa que hasta hace sólo dos meses compartía con su mujer y cuatro hijos menores de edad.
Antes de que los uniformados llegaran al lugar, se produjo otro llamado telefónico, aunque esta vez para solicitar la urgente presencia de una ambulancia.
Fue así que los policías se encontraron con un horrendo cuadro: un hombre yacía boca arriba en la vereda, aun con signos convulsivos, en tanto que se escuchaban gritos y llantos de los menores que procedían del interior de la casa.

BRONCA, PELEA Y MUERTE
Averiguaciones realizadas por Diario Patagónico en fuentes policiales indican que San Martín se habría puesto violento cuando la mujer no le permitió ver a los chicos.
Por ello habría proferido gritos y luego pateado la puerta principal hasta lograr que su ex esposa, Adriana Legizamón (26), saliera a atenderlo.
Luego de una breve discusión -de acuerdo a lo que habrían relatado algunos vecinos a la policía-, San Martín comenzó a darle «unos cuantos cachetazos» a su ex, lo que provocó la ira de su actual pareja, de apellido Morrione (22) quien se hallaba en el interior.
Morrione salió rudamente con cuchillo en la mano para protagonizar un duelo que terminó con la vida de San Martín.
A decir de los comentarios de los vecinos, el occiso era «un buen padre de familia y el único que se ocupaba verdaderamente de los pequeños».
Al momento de su muerte, no estaba alcoholizado y podría inferirse que había montado en cólera al constatar que en el interior de la que fuera su casa, la mujer se encontraba con otro hombre.
Los violentos sucesos fueron presenciados por el pequeño de 12 años, en tanto que sus hermanitos se habrían refugiado en algunas habitaciones.

CUCHILLO DE CARNICERO
San Martín fue herido de muerte con un certero puntazo de arma blanca en el pecho que le provocó una gran hemorragia interna.
Por el hecho, intervinieron además los miembros del gabinete de Criminalística de Caleta Olivia, quienes constataron que el arma asesina se corresponde con un cuchillo de tipo carnicero de 22 centímetros de largo.
Diario Patagónico dialogó ayer con el subcomisario Bordón, quien manifestó que la pareja «permanece detenida e incomunicada en dependencias de la Seccional Primera».
En la noche del martes el cuerpo fue restituido a sus familiares luego de que fuera trasladado hacia Caleta Olivia para que se le practicara una autopsia en el Hospital Zonal de esta ciudad.
En cuanto a los hijos de San Martín, que serán asistidos psicológicamente, permanecen al resguardo de la madre del joven que ultimó a su padre, algo así como una abuelastra, hasta tanto se establezcan o no las responsabilidades que le caben a Adriana Legizamón.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico