Un joven apareció en la calle herido de bala

Un joven de 24 años apareció herido de bala en la vereda de la avenida Rivadavia al 1700, a pasos de la Seccional Segunda. El joven se encuentra internado en terapia intensiva y dijo haber sido agredido en un boliche.

El herido, que fue identificado por fuentes oficiales como Fernando Pedraza, de 24 años, fue encontrado tirado en la vereda por una policía que salía de franco de la comisaría ubicada en el lugar. Fue hallado sobre las 14:35 del domingo cuando estaba apoyado en un nicho de gas de la avenida Rivadavia 1739 casi 13 de Diciembre. Sangraba por la espalda.
La agente de inmediato dio aviso a sus pares de la dependencia policial y solicitó una ambulancia para que el joven fuera rápidamente asistido ya que presentaba una herida visible.
Pedraza fue de esa manera trasladado a la guardia del Hospital Regional, donde fue estabilizado y luego internado en la sala de terapia intensiva donde hasta el cierre de esta edición todavía permanecía asistido.
En los momentos que Pedraza recibía la ayuda de personal policial y médico, alcanzó a balbucear algunas palabras, indicando que había sido agredido en un boliche, pero no especificó de manera precisa el lugar ni tampoco las causas, informaron fuentes policiales. 
El parte médico de Pedraza arrojó una herida muy grave, ya que el proyectil que todavía no se logra conocer de qué calibre se trataría, ingresó debajo del omóplato derecho, para luego perforarle también el pulmón derecho que lo cruzó de lado a lado y se incrustó en el hígado. El herido también sufrió un derrame de sangre interno.
Las autoridades policiales de la Seccional Segunda dispusieron a sus hombres para tomarle una entrevista a Pedraza, para que brindara datos de lo sucedido y de esa manera comenzar la investigación correspondiente.
Sin embargo, el joven según la Policía no tuvo intenciones de colaborar y denunciar las agresiones. Habría manifestado que “no quería saber más nada”, por lo que se le dio intervención al Ministerio Público Fiscal para que inicie la investigación por las lesiones graves de arma de fuego.
Según las fuentes policiales, el joven herido reside en la calle Juan Manuel de Rosas, en el barrio Juan XXIII, y habría protagonizado enfrentamientos anteriormente, incluso en su cuerpo tendría viejas cicatrices de heridas de bala.
El jefe de la Seccional Segunda informó al cierre de esta edición que el joven permanecía internado y evolucionaba favorablemente.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico