Un ladrón ingresó a una casa donde una nena de 8 años estaba sola

Una niña de 8 años, hija de una suboficial de la Policía de Chubut, fue víctima de un extraño suceso , cuando un hombre ingresó a su casa y se fue sin llevarse nada, dejándola atada.

La menor se encontraba al cuidado de una familiar y por un momento se quedó sola. En ese ínterin un hombre le golpeó la puerta y la llamó por su nombre, pidiéndole que abriera. La niña pensó que era su tío e hizo caso, pero era un delincuente que la golpeó en la cabeza, le tapó la boca con un pañuelo y la sentó en una silla, en donde le puso las esposas de su madre policía. Después buscó por toda la casa algo que no encontró y se marchó sin llevarse nada.

El hecho ocurrió a las 18 del lunes en Santa Clara de Asís al 1.300, barrio Quirno Costa, en la vivienda de la agente de Policía. Según trascendió, el delincuente era obeso y medía 1,60. Ingresó violentamente y golpeó a la niña en la cabeza; vestía buzo rojo y zapatillas del mismo color y tenía tatuajes en ambos brazos. Le tapó la boca a la niña con sus manos y con un pañuelo y le pegó trompadas en su cabeza.

Mientras revolvía la casa, el asaltante encontró unas esposas que le colocó a la niña. La sentó en una silla y se marchó sin llevarse nada. Según estiman los investigadores que están a cargo del caso, el ladrón habría buscado el arma reglamentaria de la madre de la menor, quien se hallaba trabajando y se hizo presente en su casa apenas se enteró de lo que había ocurrido.

En el caso trabaja personal de la Seccional Cuarta de Policía, la Brigada de Investigaciones y el Ministerio Público Fiscal, que le dio intervención a la Policía Científica en busca de algunos rastros que podría haber dejado el autor de la violenta “entradera” en la casa de la policía.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico