Un mes sin clases en la Escuela 126 por falta de calefacción

Mañana se cumplirá un mes sin clases en la escuela provincial N° 126 ARA Punta Médanos del barrio Don Bosco. Por ello los padres se autoconvocaron ayer en la escuela para pedir respuestas al Ministerio de Educación, a cargo ahora de Leonardo De Bella. Mientras el vicedirector les informó que continúan buscando las pérdidas de gas, el gasista que realiza las pruebas de hermeticidad les pidió paciencia a los padres.

“Les pido un día o dos” les dijo el gasista contratado por Obras Públicas de la Provincia del Chubut a los padres de la escuela 126 ARA Punta Médanos de Kilómetro 8 que ayer le exigían respuestas en los trabajos que no le permiten a sus hijos poder ir a clases.

Es que desde el lunes 15 de abril que los alumnos de la escuela del barrio Don Bosco no tienen clases por falta de gas en el edificio, ya que una vez que comenzaron con la reparación de los viejos calefactores se detectó una gran pérdida de gas en el edificio, uno de los más históricos del barrio.

De ese modo, debieron iniciar una prueba de hermeticidad en la que se inyecta aire y con un manómetro se observa dónde está ubicada la pérdida. Los trabajos se extendieron en el tiempo y según los padres, los responsables de realizar los trabajos no cambiaron siquiera los calefactores que dijeron se iban a cambiar.

Con el paso de los días, y al ver que no había avances en los trabajos, ayer se autoconvocaron y el nuevo vicedirector del colegio, Manuel Andrada, les informó que se continuaba con los trabajos de hermeticidad.

Luego el propio responsable de llevar adelante la prueba en busca de la pérdida de gas les comentó a los padres sobre los trabajos. Les solicitó más días más para poder detectarla, ya que de lo contrario Camuzzi no habilitaría la obra.

DE LARGA DATA

Los padres se preguntaron por qué si el año pasado ya los niños habían perdido clases porque había pérdidas de gas, los trabajos se aprobaron de todos modos y las clases continuaron.

Una de las madres, Karina Cerdá, dijo que la semana pasada les informaron al grupo de padres que se movilizó a la Supervisión de Escuelas que ya estaba todo arreglado, pero ahora se encuentran con este panorama de que no se ha encontrado aún la pérdida de gas.

“Yo no puedo quedarme en la casa esperando que mi hijo no tenga clases y no sé si están trabajando o no” dijo la madre que invitó a todos los padres a que se sumen a reclamar soluciones.

Cerdá dijo que le molestó que en las redes sociales una de las directivas de la escuela invitara a los padres a sumarse a la marcha junto al gremio para reclamar por el estado de las escuelas, y dijo que los estudiantes hace un mes no tienen clases y que a nadie parece importarle.

“Esto es todo político y se usa a los niños y a los papás” dijo Karina que advirtió que no va a levantar ningún cartel de un gremio, pero que sí exige públicamente que solucionen cuanto antes los problemas edilicios para que su hijo vuelva a clases.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico