Un misterioso caso policial en Deseado

La muerte de una joven abogada de Puerto Deseado generó una minuciosa investigación policial ya que inicialmente se pensaba que su deceso se había producido por inhalación de gas, pero al practicarse la autopsia, los forenses le habrían hallado lesiones en el cuello.

Caleta Olivia (Agencia)
Esto determinó que la justicia ordenara la inmediata detención del hombre con quien vivía en pareja, a quien se le imputaría el delito de homicidio.
La víctima fatal fue identificada como Juana Cardozo, de 28 años de edad y cuyo cuerpo fue hallado sin vida el martes por la tarde en un departamento de edificios tipo monoblock del barrio Centenario.
De acuerdo a datos obtenidos por Diario Patagónico, fue otro abogado, de apellido Biotti, quien en las últimas horas de la tarde del martes denunció ante la comisaría que hacía dos días que la colega que trabajaba en el mismo estudio jurídico no se presentaba a sus tareas y ello lo tenía preocupado.
Ante tal circunstancia, una comisión de esa dependencia se dirigió hasta el inmueble al que se había mudado el domingo la abogada Cardozo, donde la hallaron sin vida, pero también se encontraron con que su pareja, Uriel Baigorria, se hallaba semidesvanecido, debido a que en el ambiente se percibía una fuerte emanación de gas.
Una ambulancia trasladó en forma urgente a Baigorria hasta el Hospital Zonal, en tanto se labraban actuaciones por el penoso deceso de la joven letrada.
Sin embargo a la policía no se le pasó por alto el hecho de que el hombre, quien sería un marinero de buques pesqueros, se hubiera recuperado en pocas horas.
Las iniciales sospechas de que algo no encajaba en el tétrico cuadro tuvieron mayores fundamentos cuando se realizó la autopsia y los forenses detectaron varios indicios de que el deceso no se habría producido por inhalación de gas en el departamento que, como dato ilustrativo, solo tenía algunos muebles.
Las fuentes policiales consultadas por este diario revelaron que los profesionales de la medicina forense detectaron, entre otras cosas, que la abogada Cardozo tenía visibles lesiones en el cuello, como si hubiera sido ahorcada.
Ante tal circunstancia, se puso en conocimiento de este hecho a la justicia, desde donde ayer partió una inmediata orden de detención de Baigorria, el cual ahora se encuentra alojado en los calabozos de la comisaría deseadense, mientras las investigaciones apuntan a un caso de homicidio.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico