Un niño hizo un pozo y murió al caerse en el mismo

El chico de 13 años murió asfixiado cuando cayó a un pozo de arena que él mismo había cavado. Las imágenes del menor antes de la tragedia ya están en manos de la Justicia.

Lucas Toledo, de 13, hizo un pozo en un médano, lejos de la rompiente. Lucas estaba jugando, cayó al pozo y la arena lo enterró. Murió asfixiado.

Este lunes el sitio Minuto G dio a conocer un detalle escalofriante: la mamá del menor le sacó fotos al hijo cuando estaba en el pozo. Creyó que era parte del juego. Cuando se dio cuenta que Lucas había caído por accidente pidió ayuda.

Las imágenes tomadas antes de la tragedia ya están a disposición de la Justicia.

La víctima se encontraba de visita en Villa Gesell acompañado por su madre, una hermana de 30 años y una prima, todos provenientes de la localidad de Glew, partido bonaerense de Almirante Brown.

En el hecho, caratulado como "averiguación de causas de muerte", intervenía la UFI 6 de Villa Gesell, a cargo del fiscal Eduardo Elizarraga.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico