Un niño se suicidó tras sufrir acoso por decir que era homosexual
Jamel Myles tenía nueve años y quería decirle a sus compañeros que era homosexual, tenía miedo de la reacción pero decidió contarles, luego de ese día nada volvió a ser como antes, sufrió un acoso constante que lo llevó a tomar un trágica decisión, como la es la de quitarse la vida. Su madre comentó el infierno que vivió su hijo.

La noticia ha causado un terremoto en los medios de comunicación y redes sociales de Estados Unidos, y más si cabe en plena efervescencia del #MeQueer, una iniciativa global que está sirviendo para denunciar casos de homofobia.

Jamel Myles, un niño de 9 años residente en Denver, se suicidó este lunes en su casa después de vivir un infierno en el colegio tras haber dicho que era homosexual. Así lo ha confirmado su madre a la prensa: “el 'bullying', el acoso de los compañeros de clase, ha provocado que Jamel se quitara la vida”.

Jamel empezó la semana pasada cuarto curso de primaria en la escuela Joe Shoemaker y en pocos días le amargaron la existencia de tal manera por declararse homosexual que el pequeño decidió matarse.

"Mi hija mayor me contó que los niños le decían que se suicidara", ha explicado la madre del niño, Leia Pierce, según ha relatado un periodista de 'The New York Times' en Twitter. Comprensiblemente compungida, la madre ha lamentado que el pequeño no acudiera a ella (solo recurrió a su hermana mayor) para explicarle el suplicio por el que estaba pasando y comentó que este verano ya había comunicado a la familia su condición sexual.

Pierce, que ha optado por hacer público lo sucedido para tratar de concientizar a la población de las terribles consecuencias que acarrea el 'bullying', ha admitido que su hijo le confesó sentirse asustado, a lo que ella trató de calmarlo: "yo te sigo amando". Más animado, el chico quiso exponer sin tapujos su condición a sus compañeros de clase, pero estos respondieron de la peor de las maneras.

Con la sociedad de Denver todavía conmocionada, las autoridades del distrito han informado de que la escuela tendrá a su disposición un grupo de trabajadores sociales para atender a los alumnos del colegio.

Asimismo, la BBC ha informado de que, según el portavoz de las escuelas públicas de Denver, Will Jones, el profesorado del colegio abordará lo ocurrido en diferentes sesiones con los alumnos para que expresen sus emociones tras el suicidio de Jamel. Las familias también serán contactadas con la dirección para tratar de obtener la mayor información posible.