Un nuevo aniversario del Día de la Lealtad

"Recordado general Juan Domingo Perón, hoy me es oportuno citar una de sus tantas frases que resume el pensamiento del Movimiento Nacional Justicialista: 'el mundo no resolverá nunca su situación en manos de sectarios y mercaderes porque los primeros son frutos de la pasión y la tiranía, y los segundos, víctimas del egoísmo y la avaricia'".

De este modo, la exdiputada nacional Elsa Lofrano evoca el aniversario 74 de aquel 17 de octubre en un pueblo marchó hasta la Casa Rosada para exigir la liberación del coronel Juan Domingo Perón, encarcelado en la isla de Martín García por el presidente Edelmiro Farrel, celoso de la popularidad que iba cobrando ese militar que se había hecho cargo de la Secretaría de Previsión Social, concediéndoles desde allí numerosos derechos a los trabajadores que venían de padecer la tiranía de la llamada “década infame”, promovida por los conservadores que pregonaban las bondades del “fraude patriótico”.

Citando a Perón, Lofrano ratifica que ”si la humanidad no resuelve utilizar la justicia social, la comprensión y el amor, será inútil que reclame una paz que no se merece ni por méritos ni por la capacidad y honradez de los hombres en cuyas manos ha puesto su destino”.

“Aquel 17 de octubre, pacífico y alegre, fue una jornada de fe y apuesta grande de un Pueblo por sostener esta doctrina que tomó como bandera. Se produjo un fenómeno aún no analizado en profundidad por los estudiosos, esta mezcla de todas las clases sociales, seguramente la gente más humilde pero con dignidad apostaron con su presencia a un llamado a la unidad para aquellos que aman nuestro País”, apuntó la hoy dirigente de AJURPE.

“Hoy aún lo sueño: si hubiésemos podido hacer de este legado realidad en serio, ¡con cuánto orgullo lo festejaría! Alguien acotó sobre el peronismo que montados en la verdad, no necesitamos espuelas. Ante un nuevo aniversario de esta gesta patriótica, en mi caso feliz de haber abrazado esta noble causa que es el peronismo, ruego al Altísimo nos permita reflexionar sobre los acontecimientos que estamos atravesando; que podamos demostrar al mundo que recreamos nuestra doctrina sin avergonzarnos, ni ser obsecuentes de oportunistas que toman nuestro nombre solo para llegar, usufructuando en varios casos el sudor de los trabajadores aquellos que Perón y Evita dignificaron para y por las clases populares”.

“Trabajadores argentinos: aquel 17 de octubre se introdujeron por primera vez y para siempre en la escena política nacional; no permitan que se nos arrebaten los principios fundacionales del Peronismo: Justicia social, soberanía política e independencia económica”, concluye quien fuera legisladora nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico