Un paciente intentó ahorcarse en un pasillo del Hospital Regional

Está a punto de cumplir un mes de internación médica en el Regional, donde la falta de un urólogo que tome su caso lo mantiene confinado en el sector de cirugía desde el 17 de enero a la espera de un tratamiento que no llega. En colapso, el hombre de 50 años intentó ahorcarse ayer en el pasillo del primer piso.

Luis Mansilla es el eslabón más débil de una familia desgastada de modo cotidiano desde el 17 de enero, cuando fue hospitalizado en el sector de cirugía ubicado en el primer piso del Hospital Regional para atender una grave patología que compromete un riñón y la próstata. En el lapso del mes que casi ha transcurrido, hubo órdenes y contraórdenes por una derivación a Trelew que era necesaria pero nunca llegó y el lunes le habían informado a la familia que un urólogo foráneo lo atendería, aunque llegó la víspera del fin de semana largo y el profesional volvió a irse de la ciudad hasta el miércoles sin dar la intervención quirúrgica necesaria.

En ese contexto, Luis Mansilla no pudo más y cerca de las 8:30 de ayer intentó quitarse la vida, colgándose de los techos del pasillo del primer piso con el cable que logró sacar de un televisor. Los gritos de los otros pacientes y la rápida intervención de los enfermeros evitaron el trágico desenlace para un hombre que no puede más con su dolor.

Así lo relató su hija Juliana, recordando que su padre aguarda una intervención quirúrgica que elimine las piedras de sus comprometidos riñones, una intervención que en Comodoro no podía darse por falta de urólogos y anestesistas, y que determina además la falta de un médico de cabecera que administre medicamentos para el dolor en esa espera, dado que por el tipo de padecimiento es necesario que alguien coordine su medicación.

Esa carencia de profesionales determinaba la necesidad de un traslado al hospital de Trelew, aunque la hija del paciente dijo que el trámite lleva ya una semana de curso en la capital provincial cuando les informan que la derivación debía hacerse a Capital Federal, aunque con el nuevo trámite en curso, una nueva directora en el Hospital les indicó que la intervención se efectuaría en Comodoro, con un médico que llegaría específicamente.

Juliana expuso que el urólogo arribó durante la semana y que se esperaba la intervención entre el miércoles y el jueves, aunque la operación no sólo no sucedió sino que el profesional se fue de la ciudad hasta el próximo miércoles y la familia no tiene mayor información sobre cuál es la reprogramación o atención del caso.

“Nadie me da ningún tipo de información, todos los días voy dos o tres veces a la dirección del Hospital y nadie me atiende, nadie me explica y nadie me dice nada” comentó la desolada mujer que a esta altura entiende que sólo haciendo mediático el caso podrá lograr la atención médica que como derecho inalienable le corresponde a su papá.

“Todo empezó como una internación de urgencia para que se resolviera en una consulta intrahospitalaria, se iba a resolver así en pocos días, pero vamos a cumplir un mes así. Mi papá está muy cansado y yo no tengo respuestas para darle, no llego a nada concreto: consulté abogados, fui a Defensoría, servicio social, Area Programática e incluso hablé con los secretarios privados del gobernador. Ya hice todo, no tengo más recursos y a mi papá no lo atienden”, reclamó.

Luis Mansilla tiene cálculos en los dos riñones y esto le afecta la vejiga, con la consecuente inflamación de la próstata, mientras que el riñón izquierdo está por colapsar y eso le impide poder dormir de un lado debido al intenso dolor, ya que también tiene dilatada la vejiga. Semanas atrás, el Regional había contratado un urólogo, pero éste indicó que no podía operar por las complicaciones del cuadro.

Desde servicio social les sugirieron que buscara respuesta médica en el ámbito privado, donde el tratamiento sería abonado por la Provincia, aunque una vez encauzada la gestión, la clínica rechazó la internación por carecer de anestesista, mientras que la asociación que nuclea a estos profesionales le comunicó a Juliana que sólo harían la intervención en el Regional mediante un pago al contado, no con cheques como habilitaba Provincia. A partir de esos sucesos es que se comienza a tramitar la derivación, que como se mencionó quedó trunca.

Mansilla continúa internado y sin respuestas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico