Un paso más para la clausura del basural

El cierre del basural avanzó otro paso ayer con la realización de la audiencia pública. De los 16 inscriptos se presentaron diez, incluyendo a los técnicos de la consultora contratada por el municipio. En ese marco se dejó en claro que nunca se terminará de resolver el problema del impacto ambiental en el sector que no podrá ser usado para proyectos urbanos por los próximos 30 años. La primera fase del traslado del relleno sanitario requiere una inversión de 2.8 millones de pesos.

De los 16 inscriptos a la audiencia pública para opinar respecto a la clausura del basural, solamente diez personas hicieron uso de la palabra ayer en la audiencia pública que se celebró en el Concejo Deliberante.
Esto incluyó a Rosalba Sarafian y Virginia Miganne, representantes de la Coordinadora Ecológica Area Metropolitana SA (CEAMSE), autores del proyecto que -de aprobarse y ponerse en marcha- pondría fin a un depósito que lleva más de 25 años a la vera del camino Juan Domingo Perón que conecta a Comodoro con Rada Tilly.
Lo que quedó en claro ayer es que entre 9 y 12 hectáreas que son ocupadas por residuos domiciliarios arrastran un «pasivo ambiental» desde mucho antes: desde cuando las petroleras explotaron el sector.
Aunque se consultó no quedó bien en claro cuántos pozos petroleros se encuentran bajo la superficie, ni qué empresas operaron en ese lugar.
De acuerdo a lo que se reconoció ayer oficialmente, el movimiento de suelos y el venteo de gases del sector demandarán una inversión de 2,8 millones de pesos. La consultora también recomendó que el lugar no tenga uso alguno hasta 25 o 30 años después de su cierre.
Lo que tampoco está definido es dónde se arrojarán los desechos domiciliarios cuando se inhabilite el actual basural. Todo esto tomando en cuenta que en la actualidad cada residente de la ciudad genera poco más de un kilo de desechos domiciliarios.
La consultora propone además que el lugar sea empleado «para esparcimiento, circuito de salud o espacio verde que no requiera ninguna instalación de envergadura en el lugar».

LA DEUDA
«La primera planta de tratamiento de residuos ya está en marcha, previéndose su finalización para junio del 2008. Con esto saldaremos una gran deuda, por sus próximas generaciones: pasaremos de enterrar la basura a tratarla y reciclarla», señaló la secretaria de Desarrollo Urbano, Josefina Bidondo, quien tuvo a su cargo la disertación inicial.
El titular de Medio Ambiente, Miguel Hernández, apuntó por su lado que «he tenido contacto con muchos vecinos que padecen por estar cerca del basural. Por eso acompaño esta decisión que tiende a revertir y a neutralizar una situación de impacto y un cambio de conducta: tenemos que hacernos cargo de la basura que producimos y tomar conciencia de que todos estamos de paso y hay generaciones que vienen y lo menos que podemos hacer es dejarle un ambiente sano».
Entre otras sugerencias realizadas por la consultora se propone cercar todo el predio apenas se defina su cierre y que se tomen los recaudos pertinentes para evitar que los residuos acumulados se dispersen como producto del fuerte viento reinante en el sector.
Los estudios del CEAMSE también encontraron lixiviados «que es el líquido que genera la parte orgánica de la basura cuando se degrada; la quema de los residuos en la ruta costera y la presencia de personal temporal que va a efectuar tareas de cirujeo y hay gente que también está viviendo dentro del basural».
Las técnicas dejaron en claro que «nunca vamos a lograr un impacto ambiental cero en ese sector, a pesar de que podamos tener la mejor solución tecnológica para los mismos siempre van a generar un repercusión negativa para el medio ambiente».

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico