Un proyecto secuenciará 100 mil genomas

 El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Inglaterra lanzó un innovador proyecto de ADN para ayudar a combatir enfermedades genéticas graves, como también el cáncer.

Bajo la iniciativa, las autoridades establecieron once centros de medicina genómica en hospitales ingleses, con el fin de obtener información de ADN que ayude a crear tratamientos de diseño para un gran número de enfermedades y condiciones genéticas.

El objetivo es secuenciar 100.000 genomas dentro de los próximos tres años, para desarrollar nuevos tratamientos y drogas. El NHS informó que el plan hará de la entidad pública británica el sistema de prestación sanitaria más avanzado científicamente del mundo.

Los once centros de medicina genómica abrirán en febrero en los hospitales de las universidades de Cambridge, Manchester, Newcastle, Oxford, Southampton, Imperial College, Birmingham, como también en los hospitales de Guy’s & St Thomas, Liverpool, Great Ormond Street, Royal Devon y Exeter.

Para el cáncer, el proyecto busca crear tratamientos para combatir las mutaciones exactas en el ADN que provocan el tumor de cada paciente. El código genético completo, conocido como genoma, del tejido sano, será comparado con el del tumor.

Previas investigaciones genéticas revelaron cuán diferentes pueden ser los cánceres, por ejemplo que el cáncer de mamas no es técnicamente una sola enfermedad, sino al menos diez, cada uno de ellos con una causa diferente, expectativa de vida distinta y que requiere de un tratamiento diferente.

Y la creación de drogas como la Herceptin, que son recetadas sólo si el tumor de mama del paciente registra cierta mutación, fue posible gracias a investigaciones genéticas.

En tanto, los genomas de pacientes con enfermedades genéticas raras serán comparados con aquellos de familiares sanos. Miles de patologías de este tipo, que son poco frecuentes pero que en conjunto afectan a un gran número de personas, podrían ser identificadas al descubrirse fallas en los 3.000 millones de pares de letras que conforman su código genético.

Como parte del proyecto científico en Inglaterra, participarán al menos 15.000 familias con enfermedades genéticas raras.

El llamado “The 100,000 Genomes Project” ayudará a identificar mutaciones específicas, que permitirán crear tratamientos y drogas más especializadas. Se espera que para enero un plan piloto ya en curso secuencie al menos 3.000 genomas.

Toda información producida por el proyecto, completamente anónima, será entregada a compañías farmacéuticas y laboratorios científicos para ayudar a crear drogas de precisión para generaciones futuras.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico