Un ‘Tigre’ muy agradecido y feliz por su tercera corona

Considera que el trabajo realizado con el boxeador mendocino radicado en Santa Rosa fue fundamental para conquistar su tercer título desde que está dentro del campo rentado. Ahora el flamante campeón OMB Latino de los Welter ostenta un récord de 21 victorias, 16 de ellas antes del límite.

El invicto comodorense Héctor David Saldivia, quien la noche del miércoles se coronó campeón latino OMB de la categoría Welter, aseguró que su triunfo sobre Amilcar Funes fue de gran manera gracias a la mano que le vino a dar el campeón Sudamericano de los Super Ligeros, Wilfredo Vilches.
Ya con la tranquilidad de haber cumplido con otro objetivo importante en su ascendente carrera, el ‘Tigre’ no hace otra cosa que disfrutar de su tercer título obtenido, aunque como lo hace todos los días, el también campeón argentino de los Welter y Mundo  Hispano seguirá con su sana costumbre, entrenando en el gimnasio municipal.
«Estoy muy contento por esta nueva victoria. La verdad es que la gente que me viene a ver me hace poner fuerte y bueno, le mando un agradecimiento muy especial a Wilfredo Vilches, que nos vino a dar esta mano tan grande. La verdad que me puso muy bien la mano de toda esta gente linda, como lo es Willy (por Vilches), Osvaldo Maldonado -ex campeón argentino del peso Mosca-, y todo esto es lo que te hace fuerte para seguir creciendo», aseguró el flamante campeón OMB Latino de los Welter, en diálogo con este diario.
También se refirió a lo que fue la pelea con Amilcar Funes, un rival que venía con interesantes antecedentes pero que en el ring apenas llegó al campanazo que anunciaba el cuarto round.
«Sabíamos que iba a ser una pelea dura, pero a partir del primer round vimos que Funes se cerró muy bien, y sabíamos que tenía la guardia de boxeador de selección. Gracias a Dios se dio esa mano imparable que tenemos de la escuela municipal, después no pudo parar las manos y entraron durísimo», explicó muy emocionado y con la satisfacción plena de haber cumplido una vez más ante su gente.
El ‘Tigre’ Saldivia es consciente de que para llegar a lo más alto de la montaña será necesario seguir entrenando con miras a próximos desafíos. A tal punto que el futuro combate, está previsto para el 20 de abril, en una pelea que sería televisada para todo el país por Combate Space.
«Uno día a día se entrena para llegar a lo máximo, pero en esta pelea me pude poner bien gracias a Wilfredo Vilches que nos dio una mano grandísima», insistió.
«Me puse muy bien en distancia, la verdad que me sentí realmente muy bien y yo creo que todo este trabajo y todo esto lindo que nos ganamos es gracias a toda esta gente», destacó este joven boxeador que el 2 de marzo estará cumpliendo 23 años.
Al momento de la dedicatoria, Héctor no se olvidó de nadie, porque se acordó de todas las personas que están junto a él alentándolo día a día para seguir creciendo y ganando experiencia, y que sueña verlo con un título mundial.
«Este triunfo se lo dedico a toda esta gente que me vino a ver. A mi familia que está acá también, a mi novia, y en especial a mi entrenador Robinson (Zamora) que es un grande. La verdad es que no tengo palabras para describirlo y esperamos llegar muy lejos juntos», subrayó.
Además, Saldivia aseguró que nunca le había tocado enfrentar a un boxeador de las características que mostró arriba del ring Amílcar Funes. «Fue una pelea parecida a la de Ler con el travieso Arce. Nada más que la llave de la pelea estaba en los uppercut. La mano por dentro, que es una mano imparable, que no pudo detener y bueno, lo vi en el segundo round que ya hacía gestos como que no quería seguir y eso es lo que me hizo fuerte y llevar la pelea a la definición», argumentó.
Sobre su próximo combate, que tiene fecha para el 20 de abril, Saldivia sólo atinó a decir que lo único que le resta es «seguir entrenando y llegar a lo que tanto anhelamos», haciendo referencia a la chance de pelear por un título del mundo.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico