Un tiroteo en el exterior de las 232 Viviendas dejó un hombre herido

Luis Humberto Hernández, quien estuvo involucrado como acompañante de José Saldivia en incidentes armados ocurridos en el Sindicato de Petroleros Privados y en la Municipalidad, fue herido en el abdomen ayer a las 14. Fue en un tiroteo ocurrido en el estacionamiento de las 232 Viviendas del barrio Ceferino Namuncurá.

Un reguero de vainas servidas en medio de dos autos estacionados en las 232 Viviendas. Cinco tiros en la pared externa del departamento 18 y un balazo que agujereó la luneta y el parabrisas de un Volkswagen Gol. Ese era el panorama que ayer a las 14 Diario Patagónico encontró en ese sector del barrio Ceferino Namuncurá.

Los vecinos con sus caras desencajadas por la preocupación señalaban los balazos que los habían mantenido por minutos a todos con el corazón en la boca.

Dos de un lado y dos del otro lado del estacionamiento. Así se ubicaron los tiradores. Unos en una Chevrolet Meriva y los otros entre los pasillos que dan salida a la calle Laferrere. De ambos lados tiraban con grueso calibre. Se presume por las vainas y los impactos que se trataba de pistolas 9 milímetros o calibre 40.

Los plomos iban y venían en pleno estacionamiento de las 232 Viviendas. “Yo estaba entrando cuando se cagaron a tiros. (Uno) andaba en una Meriva. Ahora que lo acabo de ver es tremendo (se toma el pecho). Uno quedó herido. Entró con la Meriva, se tiraron. Uno quedó herido en la Meriva”, describió a este diario uno de los testigos del tiroteo, cuyo nombre se resguarda por seguridad.

Habían pasado solo minutos del intercambio de disparos cuando llegó al lugar el equipo periodístico de Diario Patagónico. El testigo contó que se tiró adentro de su auto cuando vio que comenzaba el tiroteo.

“Como que venían siguiéndose. Pero con una pistola 9 milímetros. Tenés, uno, dos, tres cuatro tiros”, apuntaba otro vecino con su dedo índice hacia las marcas que dejaron los plomos en las paredes. Todos los disparos que provenían desde la zona sur del estacionamiento pegaron en el departamento 18. “Ahí tenés uno en la ventana. Mirá, está bueno para sacarle la foto”, sugería.

UN HERIDO CONOCIDO

El herido del que hablaban los vecinos ingresó al Hospital Regional pocos minutos después del tiroteo. La policía pudo registrar a través de una cámara del Centro de Monitoreo su entrada al centro asistencial luego de bajarse de una Chevrolet Meriva que se presume conducía Carlos Altuna, un hombre conocido en las 232 Viviendas.

El herido fue identificado como Luis Humberto Hernández, quien quedó internado en observación bajo un estado grave ya que el balazo le ingresó a la altura del abdomen.

Hernández es el mismo individuo que quedó registrado en las cámaras del Sindicato de Petroleros, haciéndose conocido a nivel nacional cuando se le cayeron las dos armas -un 38 y una 9 milímetros- que llevaba junto a José Saldivia -con una pistola 45-, en el tiroteo en medio de una asamblea de trabajadores en 2012. Y es el mismo que acompañaba a Saldivia el año pasado cuando se produjo un incidente armado adentro de la Municipalidad con un ciudadano dominicano.

La policía presume que Altuna y Hernández se desplazaban en la Chevrolet Meriva y que se habrían enfrentado con integrantes de la familia Carrizo.

Altuna y los Carrizo se encuentran en pugna desde el año pasado cuando protagonizaron varias peleas en el sector donde la policía investigó ataques armados.

Al cierre de esta edición, la Brigada de Investigaciones y la Seccional Cuarta trabajaban en procura de establecer identidades y realizar detenciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico