Una antología busca difundir la obra de escritores argentinos en el exterior

La escritora considera que “representar la producción de un país resulta, de entrada, una aspiración imposible”, aún así buscan “dar cuenta del estado actual de la literatura argentina.

“Son inicios prometedores, sugerentes, invitan a seguir leyendo. Son los comienzos de novelas de autores argentinos que fueron seleccionados por Josefina Delgado, para que se editen en el exterior, y si bien los escritores pertenecen a distintas generaciones, los guía la convicción de que la literatura “no es sólo la historia que se cuenta” sino “el lenguaje que se elige para construirlas”, afirma la escritora.

Bajo el nombre de “12 narradores argentinos”, las antologías surgieron en 2008 desde la Subsecretaría de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires a cargo de Delgado para que se difundan en castellano e inglés, en ferias del libro, delegaciones culturales de embajadas y lleguen a agentes literarios de otros países.

Aunque la escritora considera que “representar la producción de un país resulta, de entrada, una aspiración imposible”, estas antologías buscan “dar cuenta del estado actual de la literatura argentina, con sus temáticas diversas, con la aparición de lenguajes nuevos y los misterios todavía sin resolver de las huellas de la historia reciente”.

Las obras seleccionadas que representan la narrativa actual muestran “desencanto, ilustran la violencia cotidiana, la violencia impolítica del enfrentamiento entre clases, los efectos devastadores de la pobreza, la violencia política ejercida sin piedad: sin embargo, no hay denuncia panfletaria, hay búsqueda de lenguajes, hay consolidación de técnicas narrativas más allá de los efectos vanguardistas de décadas anteriores”.

Delgado cuenta que la selección se basó “en criterios de calidad, sin restricciones ideológicas ni estéticas, buscando mostrar que no hay una temática nacional costumbrista, sino una selección en base a todo lo que resulte universal”.

El proyecto surgió por “las necesidades de difusión de los escritores y además porque se empezó a dar un fenómeno creciente de publicación de autores argentinos, a partir de la creación de editoriales independientes”, explica la escritora que tuvo el privilegio de compartir momentos de su vida con Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, que testimonió en su reciente libro “Memorias imperfectas”.

En la primera antología, Delgado seleccionó el inicio de “Los abandonados”, la primera novela de Luis Mey, en la que se cruzan humor y el sexo; y también formaron parte “Ida”, de Oliverio Cohelo; “Letra en la sombra”, de Pablo Melicchio; “Frágil”, de Paula Pérez Alonso; “La tierra inquieta”, de Carlos Gorostiza y “La música de Julia”, de Alicia Steimberg, entre otros.

La antología de 2012-2013 incluyó novelas de escritores, algunos de los cuales son periodistas y cineastas, con temáticas en las que aparecen conflictos privados que revelan nuevas formas sociales de convivencia y vínculos, recreaciones ficcionales de posibles situaciones históricas o imaginaciones cercanas a los delirios íntimos de los personajes.

En esa línea, eligió “Trampa de luz”, de Matías Capelli; “Partida de nacimiento”, de Virginia Cosin; “Los puntos ciegos de Emilia”, de Cristina Feijóo; “El miedo”, de Gonzalo Garcés; “Paraísos”, de Iosi Havilio; “Wakolda”, de Lucía Puenzo; “Trasfondo”, de Patricia Ratto y “El marido de mi madrastra”, de Aurora Venturini.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico