Una comisaría le ofrecía atención VIP a detenidos que podían pagar

Entre los beneficiados se encontraban un ex jefe de la barra de Newell’s y el hijo de un oficial acusado de homicidio. Contaban con televisores LED, heladera, aire acondicionado y telefonía celular sin restricciones.

El jefe de una comisaría santafesina y un inspector de zona fueron separados ayer de sus cargos y acusados de incumplimiento de sus deberes tras descubrirse que se brindaban “servicios VIP” a tres de los seis detenidos en esa dependencia, entre ellos, un ex jefe de la barra brava de Newell’s Old Boys y el hijo de un oficial acusado de homicidio, informaron fuentes judiciales.

Los privilegios a presos descubiertos dentro del penal de la seccional 27ª de la localidad de Arroyo Seco, ubicada unos 25 kilómetros al sur de Rosario, constaban de televisores LED, heladera, aire acondicionado y telefonía celular sin restricciones, precisó el fiscal de Flagrancia a cargo de la causa, Guillermo Apanowicz.

Estas celdas “VIP” fueron descubiertas por personal de la Dirección de Control del Ministerio de Seguridad de Santa Fe que dio intervención al fiscal Apanowicz, quien ayer imputó al jefe de la seccional, comisario Cristian Moya, y al jefe de inspección de la zona, Daniel Villanoa, de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

Sobre los lugares de detención, unas oficinas separadas de las celdas del penal, el instructor judicial dijo que “son pequeñas habitaciones y lo que se puede apreciar a simple vista es que hay aires acondicionados, heladeras y televisores”, entre otras “comodidades”.

“Si comparamos con las condiciones de detención del resto de los presos podría decirse que hay diferencias en el trato”, indicó el fiscal Apanowicz, quien aclaró que aún no se determinó si los detenidos pagaban por sus privilegios.

Respecto de los presos que gozaban de los “servicios VIP”, el funcionario judicial explicó que entre ellos se encontraba Diego “Panadero” Ochoa, el ex jefe de la barra “leprosa”, quien será sometido a juicio como instigador del crimen del anterior líder de esa facción de la hinchada, Roberto “Pimpi” Caminos, asesinado de cinco balazos la madrugada del 19 de marzo de 2010.

Por este homicidio ya fueron condenados los tres autores materiales: René Ungaro, Carlos “Betito” Godoy y Emanuel Suárez.

Según la investigación judicial, Ochoa habría mandado matar a Caminos luego de que el ex jefe de la barra intentó en 2009 “copar” nuevamente las tribunas del estadio de Newell’s afectando su liderazgo de aquel entonces.

Ochoa también estuvo procesado por el asesinato de Maximiliano “Quemadito” Rodríguez, a quien mataron de un tiro en la cabeza en pleno centro de Rosario el 5 de febrero de 2013.

Sin embargo, el 23 de diciembre pasado, la Cámara de Apelaciones Penal de Rosario revocó su procesamiento al considerar que no existían pruebas suficientes para vincularlo al crimen del “Quemadito”, cuyo padre, Sergio “Quemado” Rodríguez, fue condenado en diciembre pasado a prisión perpetua por el triple crimen de los jóvenes militantes sociales Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez, cometido en el Año Nuevo de 2012.

En tanto, otro de los presos con beneficios en la comisaría de Arroyo Seco es Mauro Quebertoque, quien está acusado de un homicidio cometido el 2 de diciembre de 2013 en el centro de Rosario.

Se trata del hijo del oficial Luis Quebertoque, ex integrante de la División Judiciales de la Policía de Rosario, la que llevó adelante la investigación contra la narcobanda “Los Monos”, que operaba en la zona sur de esa ciudad.

En tanto, el tercer preso “VIP” es un hombre imputado de abuso sexual, agregaron otros voceros de la pesquisa.

Un caso similar al ocurrido en la seccional de Arroyo Seco fue descubierto en la comisaría 3ª de la ciudad de Santa Fe, donde en poder de varios de los detenidos hallaron televisores, aires acondicionados, celulares, equipos de audio y hasta una ruleta.

Esta investigación había comenzado a partir de una denuncia por una presunta fuga pero al indagar sobre lo ocurrido se descubrieron los beneficios “VIP”.

Entre los 20 presos que gozaban de estos privilegios se encontraban ellos Daniel “El Tuerto” Mendoza y Alejandro “Aguja” Agüero, detenidos por narcotráfico.

Por lo sucedido en la seccional 3ª tres efectivos policiales fueron pasados a disponibilidad y otros siete fueron sumariados.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico