Una docente quedó cesante con el argumento de contar con un "título trucho"

Noemí Arista es docente de Inglés hace diez años, su título es de la Universidad de Morón y cuenta con aval provincial y nacional. Desde el ministerio de Educación de Chubut aseguraron que el título es "trucho" y de un día para otro la dejaron sin trabajo, salario ni obra social. Con la representación de un abogado, la docente reclama por su puesto y asegura que sufrió persecución laboral e ideológica por ser parte de las marchas docentes.

Noemi Arista se encuentra representada por el doctor Marcelo Solorzano, denuncian al ministerio de Educación de Chubut por una cesantía y cese de trabajo injustificado. "Ella sufrió una persecución laboral, ideológica y política porque en el mes de enero pasado, a través de un sumario muy extraño se la deja fuera de sus funciones como docente, funciones que venía ejerciendo durante diez años, bajo el pretexto de que el titulo que la avala en su profesión era apócrifo. Aunque el título tiene todas las características de un título habilitante", remarcó el abogado,

Para iniciar el reclamo ante Supervisión de Escuelas se hicieron las validaciones pertinentes ante la Universidad de Morón y el ministerio de Educación de Buenos Aires, pero la restitución a su puesto de trabajo no ocurrió. "El grave problema fue en Chubut porque con todo esto, una vez que se presentó todo en Supervisión de Escuelas, la profesora debería haber sido reincorporada. Argumentos en contra no tiene ninguna, dicen que el proceso de reincorporación está vigente. Por eso es la exposición publica que queremos que tome esto, es muy raro que desde un ministerio de Educación nacional y de Buenos Aires estén avalando un título y esta gente no haga nada para saldar este error", remarcó el letrado.

Por su parte, Arista indicó que si no fuese por la intermediación de un abogado no se enteraba que el Ministerio había presentado denuncias en su contra. "Es una situación difícil algo inexplicable, ya veníamos cobrando de dos a tres meses tarde, estaba totalmente endeudada. No me enviaron ni una notificación a mi domicilio diciéndome nada, me enteré que tenía dos denuncias cuando puse el abogado, era una situación que me hizo mucho daño personal y psicológicamente, llegue a no tener para comer ni cocinar, ni pagar los impuestos. Tengo un problema de salud y nos les importó nada cortarme la obra social, nada", lamentó.

Al ser consultados por el origen de los malos manejos del Ministerio la docente asegura que hay que buscar las razones en las protestas docentes que hicieron que toda la ciudad reclame en la calle. "Todo comenzó con el mencionado corte de ruta donde todo el pueblo de Chubut tiene presente como fue el desalojo en la ruta", remarcó su abogado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico