Una escuela apareció encadenada

Ayer las puertas de la escuela primaria 221 de Standart Norte amanecieron encadenadas. Finalmente se determinó que personal de Obras Públicas de la provincia rompiese las cadenas. Se suspendieron las actividades en el turno mañana y en simultáneo un grupo de padres de alumnos de escuelas de zona norte se autoconvocaron en la puerta de la 171, en donde hoy a las 7:30 buscaran mayor adhesión para presentar un recurso de amparo ante la Justicia en reclamo de educación para sus hijos.

La escuela primaria 221 de Standart Norte ayer amaneció encadenada en todas sus puertas de acceso, lo que impidió el ingreso de los alumnos y de personal docente. Inmediatamente circuló la versión de que se había tomado la escuela, por lo que la directora del establecimiento, Laura Frías, y la supervisora técnica, Alejandra Gauna, constataron el cierre del establecimiento.

“Al llegar nos encontramos con la novedad de que la puerta de ingreso estaba con una cadena y candado; por lo tanto no se pudo hacer la apertura del establecimiento. Ante esta situación le dimos la novedad a la Policía de Kilómetro 8, que se acercó con un móvil y dieron constancia de que no se podía hacer el ingreso. Explicaron que no era una toma de escuela porque no había persona que se acreditara tal medida. Lo único era que estaba la escuela cerrada. Ante esta situación se les informó a nuestros superiores; se contactan con autoridades y determinan que personal de Obras Públicas se tiene que hacer presente en la escuela para poder hacer una apertura del candado” detalló la directora del establecimiento.

“Se acercaron un grupo de mamás de la escuela que están muy preocupadas por la situación ante la falta de actividades. Ellos entienden muy bien la situación de los docentes con quienes mantuvieron reuniones en las últimas semanas, y como están tan preocupadas, están averiguando, solicitando asesoramiento para poder ver qué medidas van a tomar ellos como papás para poder hacer su reclamo” comentó Frías.

La directora dio cuenta de que hay docentes que aunque están trabajando acompañan las medidas.

Gauna por su parte explicó que “los papás están muy preocupados por la situación y comprenden también la necesidad de los docentes. La verdad es que es una situación angustiante para todos, para toda la gente que trabaja para el Estado. Lamentablemente no hay una respuesta de quienes deben darla. Esperamos en breve que se pueda solucionar para todos porque es feo para quienes tenemos la vocación de permanecer en las aulas y en las escuelas, no tener a nuestros alumnos”.

“NOS COMPLICA”

La supervisora que se inició en la docencia a los 17 años y que hoy tiene a cargo seis escuelas, comentó que “en el caso de la mayoría de los directivos, estamos en el rango 2 o rango 3 porque tenemos mucha antigüedad y años de servicio, por lo que hace que nuestro sueldo sea el del ultimo rango, y también nos complica la vida económica. Es una decisión personal. Cada uno puede decidir si quiere venir a trabajar, estar en asamblea o quiere hacer paro. Consideramos que nadie puede vulnerar los derechos y lamentablemente no tenemos las herramientas para poder solucionarlo, y los más perjudicados son los chicos”.

La situación es similar a la que se vivió en los 73 días de paro en 2013 en donde algunos padres encadenaron escuelas y se tomaron los establecimientos.

Hoy a las 7:30 los padres autoconvocados de zona norte que ayer se reunieron en la puerta de la escuela 171 de Standart Norte y que tenían previsto realizar una convocatoria para tomar la escuela a partir de hoy, evaluarán la presentación de un recurso de amparo ante la Justicia en reclamo de que el Estado garantice la educación para sus hijos. Ayer la invitación a padres de alumnos para sumarse a la lucha de los docentes era a través de las redes sociales y de grupos de whatsapp. Por la tarde, algunos padres de escuelas de nivel inicial también de zona norte se reunieron a realizar cartelería en apoyo a la lucha docente.

Guillermo Troncoso, congresal de ATECh y docente jubilado que estuvo en diálogo con los padres movilizados, explicó que la convocatoria fue a todas las escuelas de zona norte. “Los padres con mucha madurez están reclamando por un derecho constitucional que es que sus hijos tengan educación y ellos saben que el culpable no es el docente. Es un recurso de amparo ante la Justicia para hacer valer el derecho constitucional; el derecho a que sus hijos tengan educación” explicó Troncoso sobre el documento.

Los padres y madres de alumnos de la escuela 43 que se reunieron el viernes decidieron “tomar acciones en pos de que se cumpla y garantice el derecho de los niños y niñas de recibir educación pública, gratuita y de calidad”.

En la solicitada expresan que “solicitamos de manera urgente que se regularice el pago escalonado a docentes y auxiliares de la educación, motivo por el cual los niños asisten a clases pocos días por semana, o solo media jornada, atrasándose en los contenidos que al mes de mayo ya deberían haber aprendido”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico