Una explosión en una vivienda del barrio Ciudadela afectó 50 metros a la redonda

Como consecuencia de la explosión e incendio en una casa del sector denominado 230 Viviendas, su propietaria Letty González, de 58 años, terminó hospitalizada y la onda expansiva afectó a media manzana. La emergencia se produjo ayer a las 7 en la calle Mercedario 2190. Personal policial confirmó que el origen fue la explosión de un calefactor. Luego de lo ocurrido Camuzzi retiró el medidor de gas porque la vivienda sufrió la destrucción de sus ventanas. Mientras habitantes del sector temen que el siniestro haya sido producto de pérdidas de gas que afectarían a las redes de ese plan habitacional del IPV.

Los habitantes de la zona de la extensión del barrio Ciudadela donde ayer se produjo el incendio de una vivienda quieren saber a qué se debió la magnitud de la explosión y si se trata de la rotura de las cañerías subterráneas e internas de gas. Aseguran que ya se habían detectado pérdidas de ese suministro en la barriada.

Antonio Sueldo, un vecino lindero de la vivienda afectada, relató: “cuando salí me encontré, además del incendio de la vivienda, con que las rejas que estaban dobladas. Parecían un alambre”.

La dueña de la casa fue hospitalizada y al cierre de esta edición continuaba internada.

Sueldo dijo que la pregunta de los vecinos es qué pasó. Por eso piden un peritaje exhaustivo de Camuzzi Gas del Sur. Quieren saber si se trató de una fuga en la cañería subterránea o del desperfecto de algún artefacto de la vivienda.

“Ya hubo antecedentes de explosiones. Ya hubo pérdidas de gas masivas. Se tuvo que pedir intervención a Camuzzi. Se tuvo que poner válvulas de corte. Se tuvo que pedir pruebas de hermeticidad. En este caso afectó un radio de 50 metros a la redonda”, indicó.

Mientras, Esther López, otra vecina, describió sobre la onda expansiva: “sentí como que me tiraron un piedrazo y los vidrios se rompieron. Nunca me imaginé que era la vecina. Los vecinos dicen que hubo otros casos. Queremos que se revisen todas las cañerías internas y los medidores de gas. Porque hasta da miedo ahora prender la cocina”, reveló.

Ayer a la tarde se reunieron los habitantes del sector y bajo el asesoramiento legal de uno de los precandidatos a intendente, Martín Galíndez buscarán accionar ante la Justicia. Sostienen que hay fallas estructurales en las casas y que las mismas son notorias desde que se las entregó el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV). Señalan que han reclamado ante el organismo por los movimientos de suelo y las roturas en las paredes que sufren. Y anticiparon que ahora van a ir a la Justicia porque temen que los problemas continúen y no quieren que otros vecinos sufran las consecuencias como lo ocurrido con la dueña de la casa que se incendió ayer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico