Una gata volvió a caminar gracias a una impresora 3D

Al felino se le habían congelado las cuatro extremidades, se las amputaron y pudo volver a caminar gracias a una impresora 3D, científicos e ingenieros.

A Dymka, una gata rusa, se le habían congelado las cuatro extremidades y los veterinarios decidieron amputárselas por su salud. Durante su recuperación, trabajaron junto con los ingenieros para que vuelva a caminar.

La solución fue diseñar una pieza de titanio como base con una de goma a través de una impresora 3D para cada una de sus patas. Esto hizo que le devolvieran la posibilidad de desplazarse con total normalidad. Se consiguió gracias a profesionales y veterinarios de Novosibirsk (Siberia, Rusia), que crearon, imprimieron y colocaron las prótesis.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico