Una joven de 23 años murió por coronavirus en Mendoza

María Fernanda Barzola, una joven estuidante que anhelaba ser maestra, murió víctima de coronavirus en Mendoza y hay paro docente en la provincia por la decisión del gobernador Rodolfo Suárez de no suspender las clases presenciales.

Una joven estudiante de 23 años del profesorado de educación primaria de Santa Rosa, en Mendoza, falleció el pasado domingo luego de contagiarse coronavirus. Se trata de María Fernanda Barzola, quien estudiaba en el establecimiento central de Rivadavia dependiente del IES 9-028 de Santa Rosa y estaba internada desde hace varior días al agravarse su cuadro de Covid.

La joven vivía con su familia en el distrito de La Central, en Rivadavia. Su padre también está cursando la enfermedad y su estado de salud es delicado. "No te diré adiós, porque un adiós significa irse e irse significa olvidar", escribió una amiga y compañera. "Marita va a estar siempre en los corazones de quienes caminamos junto a ella en algún momento de nuestras vidas", dijeron un un comunicado oficial desde la institución de la que era alumna.

Este nuevo golpe a la comunidad educativa se da en pleno debate luego que el gobernador Rodolfo Suarez confirmara que en Mendoza no suspenderán las clases presenciales.

Desde el Sindicato Unido de los Trabajadores de la Educación salieron a cuestionar esa decisión y convocaron a un paro de actividades con caravanazo para este lunes. Los maestros aseguran que la situación epidemiológica es grave y piden volver a las clases virtuales.

"Es urgente la suspensión de clases presenciales para evitar más muertes, como la de Walther Din", aseguraron desde el gremio en alusión al fallecimiento de un docente de la escuela Ingeniero Gabriel del Mazo, de Godoy Cruz.

El último informe dado a conocer por el Ministerio de Salud provincial confirmó que en los jóvenes es donde se está produciendo la mayor cantidad de contagios y que en el sector de mayores de 60 es donde los fallecimientos prevalecen.

El mismo también explica que el 87% de las camas de terapia intensiva están siendo ocupadas en el Gran Mendoza y este número se reduce muy poco si se toma toda la provincia: 85%. Incluso, la propia titular de la cartera sanitaria, Ana María Nadal, definió como "una explosión de casos" lo ocurrido en abril y que obligó a tomar medidas, como la suspensión de licencias y de cirugías programas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico