Una joven murió en una excursión en Ushuaia y piden investigar su muerte

Se ordenó la realización de la autopsia del cuerpo y distintas medidas tendientes a determinar las responsabilidades del guía y los demás miembros de la empresa de turismo.

La Justicia de Tierra del Fuego inició una investigación para determinar las causas de la muerte de una turista de Necochea quien falleció ayer mientras realizaba una excursión por la montaña en las proximidades de Ushuaia.

Se ordenó la realización de la autopsia del cuerpo y distintas medidas tendientes a determinar las responsabilidades del guía y los demás miembros de la empresa de turismo, ya sea "doloso o por un accionar imprudente o negligente".

Carla Ferreli, de 28 años, había contratado los servicios de una empresa local y se encontraba en compañía de un guía de turismo cuando se descompensó tras sufrir un cuadro de hipotermia.

Ferreli formó parte de una excursión realizada el último sábado por la empresa "Ushuaia Blanca" a la zona de Laguna Esmeralda y el glaciar Ojo del Albino, por un sendero que comienza en la Ruta Nacional Nº3 a unos 15 kilómetros de la capital fueguina.

El grupo estaba conformado por la guía y cuatro turistas, entre ellos Ferrelli. La travesía se llevó a cabo en medio de condiciones climáticas adversas, con intensas lluvias y baja temperatura.

Los problemas comenzaron cerca de las 18 del sábado, cuando el contingente inició el descenso de la montaña, y la joven comenzó a manifestar un cuadro de hipotermia que le impedía continuar el trayecto por sus propios medios.

El grupo pidió ayuda a la Comisión de Auxilio que asiste en la montaña, mientras que se decidió que tres de los visitantes continuaran el camino hacia la ruta, y que la joven permaneciera al cuidado del guía.

Los miembros de la Comisión de Auxilio no llegaron a salir hacia el lugar porque la empresa informó que realizarían la maniobra con un "grupo propio", según informaron los investigadores.

Con el transcurso de las horas y cuando ya eran más de las 22 del sábado, los rescatistas fueron convocados nuevamente y, al llegar al sitio, se encontraron con que la turista ya había sufrido "un paro cardiorespiratorio y no presentaba signos vitales".

La muerte fue confirmada recién a las 2.40 de la madrugada del domingo. Se dio intervención al Juzgado de Instrucción de Segunda Nominación, a cargo de la jueza María Cristina Barrionuevo.

La jueza ordenó horas después las declaraciones testimoniales de Patricio Cornejo, dueño de la empresa "Ushuaia Blanca" y de los guías Diego Gonzalo Punta Fernández y Nicolás Huglich. Además, dispuso el secuestro de las grabaciones telefónicas entre el operador de la excursión y la Dirección de Defensa Civil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico