Una jueza rechazó pedido de nulidad de la IVE

El fallo de María Marta Nieto es el primero de esta índole en la Patagonia.

María Marta Nieto, jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, rechazó una acción de amparo presentada por un abogado que solicitaba se declare la nulidad por inconstitucional de la ley 27.610, que da acceso a la interrupción voluntaria del embarazo (IVE).

Asimismo, la magistrada rechazó la admisibilidad preliminar de la acción de amparo y la medida cautelar que presentó el abogado Gustavo Carranza Latrubesse contra la Provincia del Chubut, invocando para ello la figura de derecho de incidencia colectiva.

En la presentación efectuada ante la justicia, el abogado sostiene que la ley sancionada por el Congreso Nacional "afecta derechos y garantías reconocidos en la Constitución de la Provincia del Chubut, especialmente el derecho a la vida de las personas por nacer, y el principio republicano".

Ante esta acción, la titular del Juzgado de Familia Nº 1 se detuvo a verificar la existencia de un acto lesivo, la temporaneidad de la presentación, una ilegalidad manifiesta y la inexistencia de otro medio idóneo.

La presentación del amparo ocurrió el 22 de febrero, dentro del plazo de los treinta días fijados en la normativa vigente, siendo la interpretación de la magistrada que se contabilizan en días hábiles. Sin embargo, en cuanto a la legitimidad del demandante, la jueza remarcó que las normas establecen quiénes son los que pueden plantear un recurso: el propio afectado, el defensor del pueblo o asociaciones que tienen como objetivo la defensa de esos derechos.

“Cabe concluir que en el presente, el abogado, letrado presentante carece de legitimación activa para cuestionar judicialmente con el alcance pretendido la validez de la ley en cuestión” indicó la magistrada, según informa MilPatagonias.

Por otra parte, afirma la jueza que “ni la Constitución Nacional, ni la Constitución Provincial, ni la Ley de Matriculación Pública de Abogados de la Provincia de Chubut, ni las leyes provinciales, le han otorgado legitimación o representatividad extraordinaria al abogado que acciona”.

Ante esta situación, Nieto resolvió en ese sentido la carencia de legitimación activa y consecuente abstracción de “caso judiciable”; y en su análisis expuso: “a criterio de esta juzgadora, no revisten entidad suficiente para dar andamiaje al amparo, ni para acreditar la legitimación procesal, la existencia de “caso”, pudiendo ser ventiladas las cuestiones por otra vía idónea, con otros legitimados, tanto activos como pasivos, donde se verán garantizados los principios de debido proceso y derecho de defensa en juicio, y a esto se refiere la norma al decir que no exista otro medio judicial más idóneo”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico