Una mujer olvidó tarjeta en un cajero y una pareja se la usó por 8 mil pesos

Una mujer que concurrió el viernes a hacer un trámite en el cajero automático emplazado en el acceso al Hospital Zonal de esta ciudad, olvidó retirar su tarjeta de débito y una pareja de oportunistas la utilizó para realizar múltiples compras en comercios locales, hasta que al día siguiente fue ubicada por la policía.

 Caleta Olivia (agencia)

La vecina damnificada, de la cual no trascendió su nombre, retornó al cajero a los pocos minutos de darse cuenta del involuntario olvido, pero la tarjeta ya no estaba y decidió radicar en forma inmediata la denuncia ante la Comisaría Seccional Primera.

Allí contó que cuando estuvo haciendo fila para utilizar el cajero recordó que detrás de ella estaba un matrimonio joven y brindó algunas referencias a la policía que de inmediato se abocó a buscar pistas a través del sistema informático, logrando rastrear los lugares en los que se hicieron compras con la tarjeta ajena.

De esta manera los investigadores pudieron detectar que los devenidos en “usuarios” habían visitado varias tiendas, zapaterías y regalerías céntricas.

FILMADOS

Además, en un comercio ubicado en la avenida Independencia quedaron filmados por cámaras de video y llamó la atención que tanto allí como en otros sitios los empleados que los atendieron no les pidieron documentos personales, e incluso que era el hombre quien firmaba los comprobantes de pago, a pesar de que la tarjeta estaba a nombre de una mujer.

Finalmente, el sábado se logró ubicar su paradero, constatándose que alquilaban una casa en la calle René Favarolo del barrio Nuevos Pobladores, donde alrededor de las 14 se realizó un allanamiento con orden judicial, del cual también tomó parte personal de la Comisaría Seccional Tercera por razones de jurisdicción.

En ese domicilio se incautó la tarjeta de la damnificada y además se secuestraron numerosas prendas de vestir, calzados, perfumes y otros elementos que coincidían con las compras realizadas, las cuales alcanzarían una suma de aproximadamente 8 mil pesos.

Pudo saberse además que el hombre se apellidaría Beroiza y la mujer Civ, quienes hace poco tiempo arribaron desde Los Antiguos y si bien no quedaron detenidos debieron fijar un domicilio legal para quedar a disposición de la justicia, ámbito en el que se habría abierto una causa por estafa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico