Una mujer provocó desórdenes en la comisaría tras ser demorada por ebria

Por pedido de la Fiscalía, el juez Alejandro Rosales procesó a Claudia Ojeda como presunta autora del delito de daño agravado. La mujer fue detenida el último sábado, luego de colisionar con su vehículo contra tres automóviles que se encontraban estacionados sobre la Avenida 9 de Julio, en la ciudad de Sarmiento. Según los investigadores, conducía en estado de ebriedad.

A Claudia Magdalena Ojeda (46) le imputaron roturas y daños en la comisaría de la ciudad de Sarmiento. Ahora los investigadores cuentan con plazo de seis meses para concluir la investigación.

En la audiencia realizada el lunes, la mujer denunció que el personal policial del turno de la madrugada la sometió a malos tratos.

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial se desarrolló una audiencia de control de la detención y formalización de la investigación preparatoria de juicio. La audiencia fue presidida por el magistrado Alejandro Rosales.

Por el Ministerio Publico Fiscal, asistió el funcionario Julio Herrera. Ojeda recibió el asesoramiento legal del abogado de la defensa pública, Marcelo Catalano.

En la ocasión, Herrera presentó la pieza de apertura, indicando que el último sábado, aproximadamente a las 6, Ojeda conducía su vehículo Ford Orion cuando colisionó contra varios automóviles que se encontraban estacionados sobre Avenida 9 de Julio y calle Alberdi.

En este marco, por encontrarse en estado de ebriedad, la imputada fue demorada en los términos de la Ley de Tránsito 24449, artículo 72 inciso A, 1 y 2, Articulo 80 Inciso A, hasta tanto recupere su lucidez. Para ello quedó alojada en una celda individual.

“MILICOS DE MIERDA”

Según la parte acusadora, desde ese lugar Ojeda comenzó a gritar “milicos de mierda, sáquenme de acá”. Asimismo, produjo daños en una cama de madera y un colchón que se encontraban dentro de la sala de alojamiento y uso público.

Por estas acciones, Ojeda quedó detenida por el delito de daño agravado, cometido en flagrancia. En este contexto, el funcionario judicial solicitó al juez que declarara legal la detención y otorgue un plazo de seis meses para finalizar la investigación.

También requirió que Ojeda se presente en las oficinas del área de Criminalística, para que se proceda a su debida identificación personal.

Con respecto a la calificación legal provisoria, sostuvo que se trata de un delito de daño agravado, por ser cometido sobre bienes de uso público. Finalmente, pidió al juez que disponga la libertad de la mujer por no encontrarse presentes los elementos previstos en el artículo 49 de la Constitución de la provincia de Chubut, que permitan sostener un pedido de prisión preventiva.

A su turno, la mujer procesada aceptó prestar declaración en esta etapa inicial del proceso judicial. En este sentido, Ojeda indicó que en esa madrugada conducía su automóvil, en compañía de un amigo, cuando se produjo la colisión contra los rodados estacionados.

En este contexto, recordó que llegó el personal policial que le informó que debía acercarse a la comisaría.

Asimismo, la sospechosa señaló que se encontraba llamando por teléfono a su hijo cuando una empleada policial la tomó de las manos, la encerró en un rodado, la golpeó y provocó que extraviara su teléfono celular.

Por otra parte, aseguro que la cama del lugar de detención ya se encontraba rota.

El abogado defensor no formuló oposición a la pieza de apertura. Por otra parte, sostuvo que podía darle credibilidad al relato de su asistida.

En este contexto, el juez Rosales resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio contra Claudia Ojeda, en base a los elementos expuestos por la fiscalía y la calificación jurídica seleccionada.

También dispuso que la imputada se presente en el área de Criminalística para la aplicación del protocolo de identificación. Por último, declaró legal la detención y otorgó el plazo requerido por los investigadores.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico