Una mujer responde a quienes se burlaron del tamaño de sus senos

Se llama Paula González, es la presidente del Directorio de la empresa de colectivos Urbano SE de Caleta Olivia y se defendió públicamente de los memes que se replicaron por redes sociales haciendo alusión a su pronunciado busto.

Este martes difundió un video a través del cual contesta a quienes se burlaron de su cuerpo y defendió severamente su condición de mujer para poner límite a los irrespetuosos.

También hizo declaraciones a diversos medios periodísticos que se ocuparon del caso, entre ellos al portal digital Voces y Apuntes, contando que todo comenzó la semana pasada “cuando un medio me hizo una nota y publicó una foto mía”.

“A raíz de esto apareció el comentario de mal gusto de una persona. Ayer en la mañana me llega una captura de un meme, haciendo alusión al tamaño de mis tetas, con un dicho que se usaba cuando nosotros éramos chicos”, relató.

“Me puedo reír de eso, pero a partir de ahí se fue construyendo un registro de violencia (de género), porque los comentarios (adicionales) fueron más violentos que el mismo meme”, prosiguió relatando.

Ante ello, considero necesario ponerle un freno a esta situación, señalando que “yo he podido construir el afecto por mi propio cuerpo que es disidente. A pesar de eso soy una persona y tengo dos hijos, familiares, amigos y gente que me quiere”.

“Entonces, ¿es gratuito que pongan a toda una ciudad a reírse del cuerpo de una persona?. No se ríen del cuerpo de cualquiera, se ríen del cuerpo de una mujer. Probablemente sea algo que tenga que ver con la política, pero ¿alguna vez se vio un meme ridiculizando el cuerpo de algún hombre? Eso no sucede porque aún en la política hay algunos limites que se tienen con los varones y no con las mujeres”, reflexionó.

Finalmente, en el video reiteró que “no es agradable que aparezcan memes en redes sociales para que mucha gente de la ciudad se esté burlando del cuerpo de una persona”.

También resaltó que ella trabajó toda su vida, buscando constantemente capacitarse y afrontar muchos problemas laborales y cuestiones de la vida, como el hecho de “criar dos hijos sola y nunca reclamé ni apellido ni cuota alimentaria. Tal vez sea eso lo que no se me perdone y a lo mejor hablan de eso porque ya no pueden hablar de mi vida privada”.

.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico