Una nube tóxica obligó a confinar a 60.000 personas

Una explosión en la empresa química Simar provocó una nube de gases con efectos irritantes que obligó a confinar durante varias horas a unas 60.000 personas en el municipio catalán de Igualada y sus alrededores.

El suceso se produjo esta mañana en el exterior de la planta Simar, en Igualada, cuando se realizaban operaciones de carga y descarga de productos químicos, informó el servicio de bomberos de la Generalitat -Ejecutivo regional- de Cataluña.

Por causas que se desconocen, la mezcla de varios de los químicos dio lugar a la explosión y a una "nube tóxica", añadieron los bomberos.

La nube corrosiva, que era como un hongo de color anaranjado, se podía ver desde varios kilómetros de distancia.

Debido a la explosión, tres personas resultaron con heridas leves, con quemaduras, y fueron trasladadas a un hospital de la zona.

A raíz del hecho se activó un plan de Protección Civil por el que las autoridades ordenaron a los vecinos y trabajadores permanecer en sus viviendas y puestos de trabajo y cerrar puertas y ventanas. También aconsejaron que no se vaya a buscar a los niños al colegio en las zonas afectadas.

El confinamiento fue decretado por los vecinos de los municipios de Igualada, Ódena, Vilanova del Camí y Santa Margarida de Montbuí.

Asimismo, la explosión de la planta química obligó a cortar las rutas de acceso a la zona afectada así como el servicio de ferrocarril regional.

Pasado el mediodía, Protección Civil levantó parcialmente el confinamiento, aunque se recomendó a embarazadas, ancianos y niños de 0 a 3 años y enfermos con problemas respiratorios que permanezcan en casa.

Los primeros análisis apuntaron a que la nube tóxica solo tenía efectos irritantes pero no genera problemas de toxicidad graves, según informó Télam.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico