Una nueva etapa del Servicio Meteorológico en la Patagonia

El jefe del Departamento Meteorología de Comodoro Rivadavia, Agustín García, remitió a este diario un parte de prensa por el cual informó sobre cambios en el Departamento Meteorología del Servicio Meteorológico Nacional, responsable de esta actividad en la Patagonia.

“Por decreto presidencial 1.432 del 10 de octubre de 2007 se constituyó al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) como organismo descentralizado en el ámbito de la Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa y desde diciembre de 2007 se estableció  para la zona sur del país un nuevo staff de autoridades, modificándose la estructura orgánica del Departamento Meteorología”, sostiene el texto enviado a esta redacción.
El SMN a lo largo de los 135 años de existencia tuvo dependencia de distintos ministerios y los últimos 40 años, estuvo bajo la órbita de la Fuerza Aérea regresando al ámbito civil desde el 1 de enero del año pasado.
Agrega que “el Departamento Meteorología de Comodoro Rivadavia tiene su área de incumbencia desde una línea imaginaria que une El Bolsón con Viedma  hasta Ushuaia, contando con una Oficina de Vigilancia Meteorológica (OVM CRV) ubicada en el aeropuerto internacional Enrique Mosconi teniendo como función la de realizar pronósticos meteorológicos para la aviación y el público en general; emitiendo advertencias y alertas ante cualquier fenómeno significativo severo (ceniza volcánica, viento intenso, nevadas intensas, entre otros) que afecte a la seguridad de las personas, bajo normas acordadas entre el SMN, la Organización Meteorológica Mundial (OMM)  y la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI) (estos últimos, organismos especializados internacionales)”.
“La mencionada Oficina de Vigilancia Meteorológica se nutre de datos y productos meteorológicos de alto nivel tecnológico tales como información desde satélites, radares meteorológicos, modelos numéricos, sondeos y, por supuesto, de información meteorológica básica no menos importante realizada por los integrantes de las 18 estaciones meteorológicas (aeronáuticas y sinópticas) que integran la red de observación de la zona sur; es integrante además de este Departamento la Oficina Meteorológica de Aeródromo ubicada en Río Gallegos cuya responsabilidad es asesorar a pilotos de aeronaves que parten desde ese aeropuerto hacia cualquier punto del país o sur de Chile y especialmente en centro y sur de Santa Cruz y en Tierra del Fuego, además de emitir pronósticos al público y usuarios en general que hacen un uso cada vez más intenso de estos servicios”, sostiene.
“Es necesario remarcar el alto grado de profesionalismo y especialización de los integrantes que llevan a cabo las distintas labores en este sentido, clasificados según la OMM en Meteorólogos (efectúan pronósticos meteorológicos) y técnicos meteorólogos (observadores meteorológicos, auxiliares de pronóstico, radiosondeistas, etc.); según la OACI en AMF (pronosticador meteorológico aeronáutico) y AMO (observador meteorológico aeronáutico).
En este sentido al SMN le corresponde observar, comprender, predecir el tiempo y el clima en el territorio nacional y zonas oceánicas adyacentes, con el objeto de contribuir a la protección de la vida y la propiedad de sus habitantes y al desarrollo sustentable de la economía y proveer a la representación del país ante organismos internacionales como OMM y OACI entre otros.
La criticidad del SMN aún esta presente en este tiempo de transición (de una estructura militar a una de carácter científico técnico). Desde el Estado nacional se le ha dado un grado de libertad mayor para favorecer a su desarrollo”.
“La Jefatura del Departamento Meteorología destaca la labor de cada uno de  los integrantes de las Estaciones Meteorológicas, de la OMA GAL y de la OVM CRV que colaborando con compromiso, profesionalismo, sacrifico y en silencio, muchas veces ejerciendo su función bajo condiciones ambientales extremas y en lugares inhóspitos de esta dilatada Patagonia, trabajan para mostrar cada día un más eficiente SMN; sin estos valiosos recursos humanos sería más dificultoso llevarlo a cabo”, agrega.

ACTIVIDAD VOLCANICA
Respecto a Comodoro Rivadavia, el informe de prensa afirma que “en su área de vigilancia aeronáutica la Oficina de Vigilancia Meteorológica de Comodoro debe emitir información de asesoramiento sobre la extensión horizontal, vertical y el movimiento pronosticado de la nube de ceniza volcánica en la atmósfera, desde el momento en el que se toma conocimiento del inicio de la actividad de un volcán”.
“Se coordina con dependencias de Control Aéreo y pilotos de aeronaves, mediante requisitos operacionales básicos y criterios de planificación para la implementación exitosa de la información, esta es utilizada para la planificación del vuelo, lo que requiere la difusión global a través de los bancos internacionales de datos y distribución al centro mundial de pronósticos de área. Se enfatiza que la información relacionada con avisos de ceniza volcánica de uso aeronáutico es de un alto nivel operacional y se requiere para la replanificación del vuelo”.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico