Una plaga de ratones de dimensiones bíblicas azota Australia y genera preocupación

Desde hace unas semanas hay una enorme plaga de ratones que está invadiendo algunos pueblos de Australia. La última se ha podido ver en un pueblo de Canowindra, en Nueva Gales del Sur a cuatro horas de Sídney. Granjas y viviendas se han visto afectadas por millones de ratones que han invadido toda la zona.

Una plaga de ratones que atacan zonas de Australia se está convirtiendo en una pesadilla, debido a que los roedores amenazan con invadir Sídney y la industria agrícola está sumida en la conmoción. Millones de ratones han invadido escuelas, hogares y hospitales en los estados de Nueva Gales del Sur y Queensland, al este del país, causando estragos y dejando a ciudades enteras asfixiadas por un persistente y penetrante olor.

Ahora hay pronósticos de que podrían llegar a Sídney en cuestión de semanas, a bordo de camiones de carga y cajones de alimento. Si bien la Autoridad Australiana de Plaguicidas y Medicamentos Veterinarios no ha aprobado el uso de un químico altamente tóxico para combatir esta plaga, que algunos indican como histórica, el estado de Nueva Gales del Sur ya se está preparando para obtener el permiso.

https://twitter.com/ActualidadRT/status/1396941324159488000

Las autoridades locales han conseguido 5 mil litros de bromadiolona, uno de los venenos para ratones más fuertes, que se distribuirán en 20 sitios de tratamiento en las áreas más afectadas de la región.

La plaga también está amenazando a la industria agrícola de US$ 51 mil millones de Australia. El número de ratones se disparó después de una excelente cosecha la temporada pasada. Dado que la crisis no muestra señales de ceder, algunos agricultores se abstienen de plantar cultivos de invierno por temor a que los roedores dañen semillas recién sembradas y cereales maduros, según Matthew Madden, presidente del comité de cereales del grupo industrial NSW Farmers.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico