Una policía realizó compras por internet con la tarjeta del marido de su amiga

Una empleada policial ofreció devolverle el dinero a una amiga luego de haber usado durante un año la tarjeta de crédito del marido de ésta. Realizó compras por internet con un costo cercano a los 100.000 pesos, monto que los investigadores están tratando de definir previo al acuerdo judicial. La intención de la imputada es la de devolver el dinero en cuotas.

Yanina Bravo fue sometida en la ciudad de Trelew a una audiencia judicial de apertura de la investigación, imputada del delito de defraudación reiterada.

En la audiencia de apertura de investigación realizada en la mañana de este martes, el monto total de los investigadores superaba los 37.000 pesos, pero en el transcurso de la mañana, con más información del Banco del Chubut, la cifra se amplió considerablemente.

El titular de la tarjeta y damnificado directo es Luis Véliz, esposo de Belén Rodríguez, amiga de la imputada. En función de esa relación, el 21 de agosto del año pasado Bravo le pidió usar la tarjeta de crédito Visa del Banco del Chubut para realizar compras aprovechando la confianza entre ambas y que se avecinaba el cumpleaños de uno de sus hijos.

Con las claves en su poder y luego de realizar las compras autorizadas, hasta el mes de agosto de este año realizó una cantidad de compras que se intenta determinar (hasta lo que se conoce en general por montos muy bajos y en cuotas) en el sitio “Mercado Pago”.

Según el matrimonio damnificado, nunca realizaron compras mediante ese mecanismo. Con información parcial del Banco el Chubut y las sospechas en contra de Bravo, realizaron la denuncia ante la Fiscalía de Rawson que inició una investigación previa que ameritó la realización de una audiencia de apertura de investigación ante la jueza de garantías Mirta Moreno.

“ESCRACHES”

En la audiencia, la funcionaria de fiscalía Silvana Lagarrigue dio cuenta detallada de las compras que se conocen hasta el momento, las fechas precisa de cada una de ellas y los montos que se abonaron con la tarjeta de crédito de Beliz usando sus claves.

De lo que se ha podido investigar hasta el momento, la compra mínima fue de 20 pesos y la de mayor monto por 4.425 pesos. La tarjeta fue usada en general para comprar ropa en cantidades de reventa, además de dispositivos electrónicos.

Sentada al lado de su abogado defensor Damián D’Antonio, la imputada escuchó en silencio. Al momento de intervenir, el letrado se refirió a la posibilidad de aplicar la figura legal de la “conciliación” y específicamente a la de la “reparación”.

En este sentido ofreció devolver todo ese dinero en cuotas a fin de poner punto final al proceso judicial. El acuerdo quedó supeditado a la determinación del monto final de la defraudación.

El defensor pidió además al Ministerio Público Fiscal que terminen los escraches por las redes sociales a la imputada, situación en la que coincidió el fiscal general Fernando Rivarola.

Sin embargo el jefe de los fiscales de Rawson se encargó de hacer la salvedad y aclarar que no está dentro de las posibilidades del Ministerio Público Fiscal que representa, evitar ese tipo de mecanismo de denuncia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico