Una suerte de arte marcial

Así lo definió Federico Tornese, instructor de la Escuela de Arquería Comodorense cuando se le preguntó en qué consiste la práctica de la arquería.
«Es como un arte marcial», precisó, a lo que Rubén Baigorria agregó: «es una actividad en la cual se remarca la disciplina y donde nunca terminás de aprender, porque siempre se está aprendiendo».
La iniciación de los deportistas consiste en que durante tres meses practican todo lo que son las posturas de la técnica, corrigiendo la parada, la postura, la espalda, el hombro, el codo, cómo tomar el arco y no se hace puntería. «Eso es algo que uno lucha porque durante ese período todos quieren hacer puntería y lo que se basa justamente es toda la parte técnica», explicó Tornese.
«La puntería es algo que después se logra a partir de tener la técnica que es simplemente un punto más, que es el más fácil de todos, que es la puntería teniendo la técnica correcta que es lo más difícil», acentuó.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico