Una vez más le denegaron la prisión domiciliaria a los primos Bustamante

Los primos Maximiliano y Fabio Bustamante tendrán que continuar detenidos hasta la realización del juicio oral y público que se llevará a cabo en octubre en Comodoro. Es que a su defensor le denegaron por tercera vez la prisión domiciliaria que solicitó en el marco de las audiencias de revisión de prisión preventiva efectuadas en Sarmiento. En esta oportunidad la negativa se la hizo conocer el juez Jorge Pellegrini, quien debió presidir el acto.

Los primos Bustamante y Juan Albistur son los tres detenidos que están acusados por el homicidio del policía Octavio Antilef, hecho ocurrido en Río Senguer el 20 de enero de este año.
En la audiencia efectuada ayer, el defensor de los Bustamante, Oscar Herrera, solicitó la prisión domiciliaria para los imputados resaltándole al juez, Jorge Pellegrini, que el nuevo Código Procesal Penal cuenta con medidas coercitivas de carácter sustitutivo como la solicitada.
Sostuvo, además, que no existe peligro de fuga ni de entorpecimiento de la investigación.
Por otro lado desde el Ministerio Público Fiscal se consideró que «no cambiaron las circunstancias de la prisión preventiva» y que «la soltura de los imputados podría permitir que traten de influenciar en los testigos».
No se debe olvidar que ese Minsterio solicitó prisión perpetua, por lo que la pena tiene influencia en lo que podrían hacer los imputados.
Además, se conoció que uno de los testigos fundamentales habría recibido una comunicación telefónica de parte de uno de los imputados. Lo que no deja de generar incertidumbre, tanto para los testigos como para los familiares de la víctima fatal.
A todo esto se debe recordar que el juicio oral y público está previsto realizarse entre el 9 y el 16 de octubre, algo que se llevará a cabo en la Cámara del Crimen de Comodoro Rivadavia.
En definitiva el magistrado que presidió la audiencia denegó ayer la petición y sostuvo que las circunstancias del caso y el monto de la pena esperada hacen inferir que existe el peligro de fuga y de entorpecimiento de la investigacion.
Además, el arresto domiciliario generaría cierta tensión en los testigos, para lo cual se tuvieron en cuenta las dimensiones geográficas y poblacionales de Río Senguer.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico