Una vivienda del pasaje Chacabuco resultó destruida por un incendio

Guillermo Tello, conocido guitarrista que habita en la zona del Rincón del Diablo, sufrió el incendio de su vivienda ayer por la tarde mientras se encontraba trabajando. Su vecino Ariel intentó sofocar el fuego y terminó hospitalizado con principio de intoxicación. Bomberos voluntarios del Cuartel Central llegaron rápido y evitaron que el fuego se propagara a otra casa prefabricada contigua a la que se quemó. Además de perder fotos familiares y electrodomésticos, lo que más le duele al damnificado es que se haya convertido en cenizas su colección de discos de vinilo.

Un habitante del sector céntrico conocido como Rincón del Diablo perdió ayer por la tarde las pertenencias que tenía en una vivienda prefabricada, a raíz de un incendio.

Guillermo Tello estaba trabajando ayer pasadas las 16 cuando se desató el incendio en la vivienda del pasaje Chacabuco, al pie del cerro Chenque. Tenía en el interior numerosos electrodomésticos que fueron consumidos por el fuego, entre ellos sus equipos de música, su guitarra y su computadora, de la que lamenta haber perdido el archivo fotográfico familiar.

Ariel, su vecino, intentó ayudar a sofocar el fuego. Pateó la puerta de la vivienda y al ingresar para apagar las llamas aspiró humo, por lo que terminó hospitalizado con un principio de intoxicación.

Cuando llegó Tello le contaron de la valentía de su vecino. Le explicaron que el fuego surgía del interior de la vivienda por lo que él piensa que “pudo haber sido una falla eléctrica”.

El hombre vive hace más de 10 años en el lugar, y agradece a los vecinos la colaboración. También agradeció la rapidez con la que actuaron los Bomberos Voluntarios que llegaron para sofocar el fuego y así evitar que se propagara a una vivienda contigua que Tello tiene en el predio.

El jefe del Cuartel del Centro, Jorge Soto informó a El Patagónico, que trabajaron los móviles 44 y 37 de Bomberos Voluntarios.

Entre las pérdidas materiales que más lamentaba ayer Tello estaba su antiguo tocadiscos y una colección de más de cien discos de vinilo que quedaron reducidos a cenizas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico