Uno de los baleados en La Floresta sigue grave

Javier Andrada permanece internado tras haber recibido dos disparos en la zona abdominal y otro en la espalda. En el ataque perpetrado durante la madrugada del sábado también hirieron a dos amigos suyos que están fuera de peligro. Con la identificación del presunto autor, Antonio “Moco” Calfuqueo, la Fiscalía ahora espera pruebas balísticas para pedir su detención.

 El ataque ocurrido durante la madrugada del sábado sobre en las calles 12 de Octubre y Los Alamos del barrio La Floresta tuvo origen afuera de un boliche de La Loma, según lo que estableció la policía, y anoche una de las víctimas permanecía en grave estado.

Javier Andrada, de 27 años, permanece internado en una sala de terapia intensiva del Hospital Regional en estado muy delicado. Los tres balazos que recibió –dos en el abdomen y otro en la espalda– le afectaron órganos vitales y el mismo sábado tuvo que ser sometido a una delicada intervención quirúrgica.

Mientras, quienes lo acompañaban, Iván Gallardo –herido en un brazo– y un menor de edad identificado con las iniciales de D. C. –herido en una pierna–, acusaron lesiones de carácter leve.

En el lugar del ataque donde también dos autos recibieron impactos de bala, se secuestraron plomos y vainas servidas, que van a ser cotejadas en la prueba balística con las armas secuestradas el sábado en uno de los domicilios del presunto autor, señalaron fuentes oficiales a Diario Patagónico.

La policía de la Seccional Cuarta incautó en una vivienda ubicada en la ex Radio Estación una pistola calibre 3.80 y una carabina calibre 22 largo. Se presume que Antonio Calfuqueo (38) utilizó una de esas armas durante el ataque.

Según lo que se investiga, las víctimas junto a otros jóvenes habrían tenido un cruce de palabras con el sospechoso adentro de un boliche de Ameghino al 1.500. A la salida Calfuqueo sufrió la rotura de los vidrios de un utilitario en el que se movilizaba. Los autores habrían sido los jóvenes con los que discutió. Minutos después, a varias cuadras de distancia, se produjo el ataque a tiros con el saldo de los tres heridos.

Fuentes judiciales indicaron que todavía restan efectuar algunas pericias como el registro de las cámaras de seguridad del Centro de Monitoreo, testimonios y el estudio balístico.

Si bien el presunto autor está identificado no fue detenido durante los tres allanamientos desarrollados el sábado a la tarde en vinculación a la causa. Hay que recordar que en junio de 2014, “Moco” fue condenado en un juicio abreviado por el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia a tres años de prisión en suspenso por un caso de trata de personas. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico