Uno de los policías había sido acusado por Cristina Kirchner

Junto a otros cinco agentes, Gabriel Isassi viajó a Río Gallegos en junio de 2016. A la entrada de la ciudad fueron detenidos por la Policía local: los efectivos de la Metropolitana argumentaron que estaban allí "de paseo". 

Son horas decisivas para el inspector general de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) Gabriel Isassi. Casi a la medianoche del jueves, el ministro de Seguridad porteño, Marcelo D'Alessandro, le pidió al juez Alejandro Cerrilluello que avance en su detención (junto a la de los oficiales José Nievas y Fabián López) tras la muerte de Lucas González, el adolescente de 17 años que fue asesinado de un balazo en la cabeza cuando volvió de jugar al fútbol en el Club Barracas Central.

Tanto Isassi como Nievas y López habían intentado culpabilizar a los futbolistas e instalaron la versión de que la balacera contra los jóvenes que ellos efectuaron se debió, en realidad, a "un enfrentamiento con delincuentes". Sin embargo, la versión policial quedó descartada ante las evidencias recolectadas en las que quedó demostrado cómo los efectivos porteños interceptaron a los jóvenes, les dispararon y luego detuvieron a dos amigos de Lucas, menores de edad, durante 24 horas sin ninguna acusación en su contra.

Tras varias horas de agonía, el adolescente de 17 años murió este jueves en el hospital El Cruce de Florencio Varela. "No va a haber ningún Lucas más porque nosotros nos vamos a encargar de que haya justicia", comentaron sus padres, Mario y Cintia.

Ahora bien, no es la primera vez que el nombre de Isassi aparece en el centro de la escena. El 23 de junio de 2016, en pleno auge del macrismo, y mientras Comodoro Py avanzaba su cruzada con causas de todo tipo, Cristina Kirchner también sufría un ataque en Río Gallegos. Según relató la vicepresidenta, la casa de sus suegros (los padres de Néstor Kirchner) fue violentada, a las patadas, en una clara señal de amenaza.

Lo que llamó la atención fue que unos pocos días antes se producía un misterioso viaje de seis oficiales de la Policía Metropolitana, entre los que figuraba el inspector implicado en la muerte de Lucas González. En su relato, la expresidenta contó que los seis agentes fueron detenidos en el puesto control de ingreso a la ciudad, y cuando fueron consultados por los motivos de visita, dijeron que "estaban de paseo".

Ante la sospecha, los policías locales decidieron revisar el auto en el que viajaban Isassi junto a Leonardo Ariel Salazar, Juan Matías Pez, Ruth Elizabeth Vera, Sergio Sebastián Sequeira y Mariela Fernanda Centurión. Y recién cuando los agentes santacruceños hallaron una pistola Glock en el vehículo los oficiales de la Metropolitana decidieron cambiar su discurso y se presentaron como agentes que viajaron para "hacer unas diligencias procesales de allanamientos".

"No sé si hicieron algún allanamiento. Lo que estoy segura es que no vinieron de paseo", planteó, en aquel entonces, Cristina Kirchner.

Fuente: Página 12

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico