Vacaciones de invierno en el "Pueblo del Molino"

En esta temporada invernal Trevelin ofrece múltiples actividades para disfrutar en familia o con amigos. Las artesanías, la gastronomía, la música, el té galés y el Museo Regional son solo algunas de las propuestas que brinda este encantador rincón de la cordillera chubutense.

Trevelin es una hermosa localidad cordillerana, de tradición galesa, está rodeada de ríos, lagos y grandes montañas que la convierten en el "Jardín de la Provincia". Al ingresar a la ciudad a través de un gran valle cobijado por montañas elevadas y grandes superficies con áreas cultivadas, llama la atención el colorido de sus jardines, la huella que ha dejado la colonia galesa en cada rincón del pueblo y del área rural. Un ejemplo de ello es el primer molino harinero accionado a caballo que se muestra en el Museo Regional junto a maquinarias, herramientas y vestimenta de la vida diaria en época de la colonia.
Por el mismo camino, está la magnífica reconstrucción de un molino a agua con anexo museo, Nant & Fach, ubicado sobre una ladera que domina el valle en todo su esplendor; otra visita en la planta urbana es a la tumba del famoso caballo Malacara.
Las estaciones visten al pueblo de los colores distintos de sus flores y el blanco de la nieve. Es el lugar ideal para descansar y disfrutar del bosque andino patagónico. Cuenta con diversas propuestas y una adecuada infraestructura de alojamiento, que ofrece a los visitantes confortables servicios hoteleros y gastronómicos.
Esta localidad se caracteriza por sus costumbres galesas y su principal atractivo pasa por degustar todas las exquisiteces que ofrecen estos baluartes de la tradición europea.
El protagonista durante esta temporada es el Parque de Nieve de Sierra Colorada. Se trata de una pequeña Comunidad Mapuche ubicada a 17 Km de la localidad de Trevelin. Cuenta con maravillosos paisajes y se caracteriza por la pureza y la cordialidad de su gente que conserva e inculca la cultura mapuche. Desde hace algunos años la comunidad de Sierra Colorada trabaja intensamente para formar parte de los atractivos turísticos de Trevelin y hoy se encuentra dentro de las principales actividades de la localidad. Es una propuesta ideal para divertirse en este invierno. Allí se pueden realizar caminatas con raquetas, culipatin, cabalgatas y disfrutar de las artesanías y la deliciosa gastronomía del lugar.
Entre los lugares que se pueden visitar está el Complejo Hidroeléctrico Futaleufú y el Paso Internacional. Es un recorrido de seis horas de duración en el que se puede observar una obra de ingeniería de gran magnitud, las bellezas de la flora autóctona que se encuentra en el Bosque Andino Patagónico y tras el paso internacional se puede visitar la vecina población chilena de Futaleufú.
El Refugio de Montaña y Albergue Wilson, que tiene una capacidad máxima para 48 personas, se encuentra ubicado en la boscosa ladera del Cordón Situación, a solo 7 km del área urbana de Trevelin.
Durante los meses de verano (hasta abril aproximadamente) se puede llegar al refugio en vehículos convencionales; mientras que en invierno solo se llega en vehículos todo terreno o a caballo.
Otra de las opciones para disfrutar en la localidad tiene que ver con la Sala de Cine Municipal, donde se proyectan diferentes películas nacionales a un precio accesible para toda la familia.
La Cabalgata de "Los Rifleros", de un día de duración, transcurre en uno de los más espectaculares circuitos abiertos en Trevelin para la práctica de esta actividad. En el trayecto se siguen las huellas de los pioneros galeses que descubrieron y colonizaron el Valle y se disfruta de los diferentes paisajes que ofrece el ecotono bosque subantártico-meseta.
Otro de los atractivos que no se puede dejar de visitar es el Parque Nacional los Alerces, el cual se encuentra a solo 25 kilómetros. Con ejemplares arbóreos de más de 2.000 años de edad, lagos grandes y pequeños, excepcionales ríos, cascadas y arroyos, e imponentes glaciares, salpicando las montañas de la región, el Parque Nacional Los Alerces se extiende por 263 mil hectáreas instituyéndose como eje turístico al cautivar a multitudes tanto con su belleza natural como con sus propuestas activas. Más de veinte senderos peatonales, numerosos caminos vehiculares, y sendas habilitadas para cabalgatas y ciclismo permiten el acceso a los diversos atractivos del Parque Nacional Los Alerces. Trekking, safaris fotográficos y safaris lacustres hacia el alerzal milenario, este espacio natural es una de las opciones más encantadoras.
Este parque alberga un bosque milenario con valor universal excepcional, además de la particular belleza natural del entorno. Estas fueron las principales características que tuvo en cuenta la UNESCO para declararlo Patrimonio Mundial de la Humanidad recientemente.
Sin dudas, son innumerables los diferentes atractivos con los que cuenta la localidad y no solo se trata de maravillosos paisajes, sino también de una ruta gastronómica exquisita donde se conjuga la tradición del Té Galés con los manjares de elaboración casera.
La ciudad es famosa por el ritual del té en las casas dedicadas a la especialidad. Entre los locales recomendados figuran "La Mutisia" y "Nain Maggie". Desde la época de los colonos, el té se ha convertido en una tradición muy anclada a las costumbres galesas, ya que es un rito que se celebraba a diario en compañía de los seres queridos. En aquella infusión, además de intercambiar palabras y anécdotas, se intercambiaba la cultura y el pasado, la tradición y lo propio, es por ello que el té es la identidad de este pueblo y, sin dudas, un atractivo y un punto obligado de visita.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico