Valió la pena la espera

Casi dos años después de la fecha estimada para su llegada al país, el monovolumen de la marca japonesa está en el mercado. Diseño atractivo y un destacado confort de marcha justifican la expectativa generada.

1| Después de mucha demora, llegó uno de los modelos más esperados del mercado: la tercera generación del Honda Fit. Un vehículo marcado por el éxito desde su presentación en el 2003. Ahora llega desde México mientras que las dos generaciones anteriores lo hacían desde Brasil.

2|Mantiene el diseño de monovolumen característico, moderno y llamativo, con una trompa bien pronunciada dominada por un parabrisas de grandes dimensiones. Ofrece llantas de aleación de 16 pulgadas, manijas y espejos retrovisores del mismo color de la carrocería y detalles cromados en la parrilla.

3| El interior es amplio, con muy buena luminosidad y visibilidad gracias a las grandes superficies vidriadas. Las terminaciones y calidad de los materiales son un punto a favor. Los espejos retrovisores son amplios, lo que permite una excelente visión hacia atrás también. La posición de manejo ideal se logra fácilmente por la doble regulación que ofrece el volante. Se destaca un velocímetro de grandes dimensiones que domina el tablero en el marco de un concepto de sobriedad. La computadora de abordo es simple pero con la información necesaria. Cuenta con una pantalla multimedia de 5 pulgadas que no es táctil, en cambio utilizan ese sistema "touch" los comando de climatización. La buena habitabilidad de las plazas delanteras se traslada a las traseras que permite una leve reclinación de los respaldo y donde hay espacio para estirar las piernas. Un dato: los asientos de esas plaza se repliegan permitiendo la carga de objetos de una altura mayor a la que ofrece el baúl.

4| Se comercializa en una sola versión full EX-L con motor naftero de 1,5 litros de inyección directa de cuatro cilindros de 132 CV, con caja automática CVT de siete marchas preprogramadas. Cuenta con función deportiva y con opción manual que se puede manejar desde cómodas levas detrás del volante.

5|Su comportamiento dinámico es satisfactorio, dentro de los parámetros de un vehículo pensado para la familia. Su aceleración de 0 a 100 km/h está por debajo de los 10 segundos lo que muestra una rápida respuesta del motor bien acompañado por la eficiencia de la caja. La suspensión transmite seguridad a altas velocidades -en curvas, por ejemplo - aunque es sensible a los vientos laterales cuando éstos son fuertes. Se filtra un poco la rumorosidad del contacto con el asfalto si es muy rugoso.

6| En el ambiente urbano cuenta con muchos puntos a favor. La suspensión tiene el equilibrio justo. Es blanda, pero no del todo, para hacerla inestable en ruta y lo suficiente para brindarle un buen confort de marcha. La agilidad del tándem motor-caja se luce en la ciudad.
7| La buena maniobrabilidad que permite la asistencia de la dirección le permite moverse con soltura en espacio reducidos.

8|En materia de seguridad hay que destacar que obtuvo 5 estrellas en pruebas de choque, consecuencia tal vez de que al ser fabricado en México y vendido en Estados Unidos debe cumplir con ese tipo de exigencias. Lo raro es que no está equipado con control de estabilidad (ESP) o que sólo cuenta con dos airbags delanteros.

9|En confort, se puede agregar el tapizado de cuero, climatizador automático, equipo de audio con bluetooth de fácil conexión y cámara de retroceso, tecnología EcoAssist, entre otros elementos.

10| El precio es de $410.000 con 3 años de garantía o 100.000 kilómetros.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico