"Vamos a tener que enrejar el local"

El comerciante que se defendió de un asalto armado el domingo a las 8:40 y le clavó una puñalada al ladrón en la pierna, contó que le pusieron el arma en la cabeza a su cuñado y que se vieron en la situación de "o le abrimos o recibimos el tiro en la cabeza". Y que les habían dicho que se llevaran todo. "Me apuntaba constantemente en la cabeza y me decía que quería más dinero" contó. El delincuente, lejos de marcharse, comenzó a romper cosas y a golpearlos, por lo que se defendieron. "Vamos a poner carteles que digan que se tienen que sacar la capucha" advirtió.

Iván, comerciante del drugstore “JB” que fue asaltado el domingo a las 8:40 y que se defendió del ataque del delincuente hiriéndolo en la pierna de una puñalada, lo que permitió luego que la Policía lo detuviera, contó que ahora deberán enrejar el local comercial que hace pocos días abrieron. Es en el mismo lugar en el que el 3 de agosto perdió la vida la comerciante Rosalía Alvarado en ocasión de robo.

Iván comentó que los vecinos ya le habían advertido que “tenga cuidado” porque en la zona andaban chicos de otros barrios. “JB” está en Kennedy al 1700, frente a la escuela 52 del Ceferino Namuncurá.

Iván contó que abrió el local para tener un mejor porvenir en la vida y para que su esposa pudiera trabajar, pero a partir de lo que ocurrió ahora buscará colocar mayor seguridad. No quería colocar rejas para que el cliente no se sintiera incómodo, pero la situación de inseguridad que vivió el domingo a la mañana lo hará colocar cerraduras eléctricas y “tener que enrejar el local para que no ingresen”.

Además, adelantó que “vamos a atender por ventanilla” y que dejaron de ser 24 horas porque pensaban ampliar el rubro a fiambrería y heladería, además de multirrubro, pero que lo único que buscan fuera de horario los clientes es alcohol, que él no vende.

Advierte que en la zona no hay ningún tipo de iluminación en Kennedy casi Charrúas. Es en la misma cuadra en la que hace días en plena tarde intentaron llevarse por la fuerza a una adolescente de 15 años.

“A pesar de la economía que tenemos, se vende bastante; ahora tenemos que tener cuidado con quiénes entran porque está la moda de andar con capucha o gorro tapándose la cara, así que vamos a poner carteles que digan que se tienen que sacar la capucha para que las cámaras los filmen. Tenemos cámaras de muy buena calidad” advirtió el comerciante.

“NO TUVIMOS MAS REMEDIO”

Iván, el comerciante que fue asaltado el domingo y que debió defenderse de la feroz paliza que les estaba dando el delincuente a él y a su cuñado, comentó lo que vivió esa mañana. “Nosotros lo atendimos por ventanilla, y el flaco metió el arma, le apunto a la cabeza a mi cuñado y le dijo ‘abrime’. No tuvimos más remedio: era el tiro en la cabeza o abrirle. Le abrimos la puerta y le dijimos ‘saca todo lo que quieras, pero no nos hagas daño a nosotros’. En los videos se ve que no atacamos, no lo ‘bardeamos’; le dijimos ‘roba todo lo que quieras, pero no nos hagas daño’”.

Sin embargo, “me rompieron toda la caja registradora, me tiraron todas las cosas, un daño innecesario porque yo estoy dispuesto a entregarle todo. Yo prefiero mi vida antes que el dinero. El dinero va y viene, pero le pegó con el arma en la cabeza a mi cuñado, que ensangrentó todo el local, y a mí me tajeó la cabeza porque me dejó terrible golpe que me tuvieron que poner puntos… y me apuntaba constantemente en la cabeza que quería más dinero”, describió la víctima.

“El chabón hasta cuando forcejeábamos nos amenazaba que nos iba a matar” dijo Iván sobre la difícil situación que le tocó atravesar.

Axel Soriani, el detenido por el robo, quedó bajo prisión preventiva por 60 días, mientras los comerciantes en la zona piden más seguridad y que se coloquen cámaras de monitoreo por parte de la Policía o del Municipio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico