Vargas pide que se compren las cámaras con aportes de responsabilidad empresaria

El concejal del Frente para la Victoria consideró que dichas cámaras son una herramienta importante para mejorar la seguridad, pero también consideró fundamental que la justicia haga caer todo el peso de la ley sobre quienes delinquen en forma reiterada.

La posibilidad de que la Municipalidad de Comodoro Rivadavia implemente como nuevo impuesto entre los contribuyentes una tasa de seguridad para duplicar las cámaras del Centro de Monitoreo, no deja de generar polémica y opiniones.
Mientras que el jueves, el mismo viceintendente  Carlos Linares había declarado que no se trataba de una posibilidad en el corto plazo, y los concejales de la oposición habían considera inoportuno e improcedente que se pusiera en vigencia un nuevo gravamen a los ciudadanos por un servicio que debería estar garantizado por el Estado, ayer desde el Frente para la Victoria, el edil Carlos Vargas sumó su sugerencia.
Dado que uno de los fundamentos que sustentan la propuesta del intendente Néstor Di Pierro de crear dicha tasa es equipar de cámaras y dotar de más personal a los centros de monitoreo, Vargas señaló ayer que tal inversión podría hacerse mediante los fondos que la comuna capte a partir de la Ordenanza de Responsabilidad Social Empresaria.
Esa ordenanza incluye entre sus programas líneas inherentes a la seguridad urbana. Vargas subrayó que se trata de una alternativa, para no sumar un gravamen al bolsillo de los contribuyentes frente a una tarea que es responsabilidad del Estado.
Además, recordó que la totalidad de las cámaras de vigilancia comprometidas para Comodoro Rivadavia deberían haber sido instaladas en el transcurso del año anterior, “pero la plata no apareció”, y de allí que “uno  entiende las necesidades del intendente, que son las de todos, en la urgencia de convertir Comodoro en una ciudad mucho más segura”.
Sobre ese mismo punto, reclamó que si bien las cámaras son una herramienta en pos de mejorar la seguridad, un factor fundamental en ello es el criterio de los jueces, “que están muy mal vistos por la sociedad”.
“No puede ser que la justicia permita que haya gente con 30, 40, 60 causas y que  sigan delinquiendo y estando en la calle. Uno escucha a los comisarios y ellos se están cansando de esta situación”, subrayó y dividió aguas en lo que hace a responsabilidades institucionales. Así admitió que el poder político debe solucionar con rapidez los problemas de infraestructura, “pero no se puede dejar en libertad a la gente que opta por la mala vida”, insistió.

UTILES ESCOLARES
En otro orden, Vargas recordó que la biblioteca popular del Moure recibió el miércoles una donación de libros por parte de Gimnasia Indalo,  a través de una campaña solidaria por la que se canjeaba una entrada para un partido de la Liga Nacional de Básquetbol a cambio de un libro.
Fue en este contexto que el concejal recordó que en la biblioteca se contiene con la copa de leche a muchos chiquitos del barrio, todos ellos integrantes de familias monoparentales que tienen a su madre como único sostén de hogar.
Así, con agotadísimos recursos, la biblioteca no solo colabora con la alimentación de los chicos, sino que además aporta la donación de guardapolvos y útiles escolares, objetos que Vargas recordó que necesitan reposición durante el año.
Recordó entonces la necesidad de colaboración de la comunidad con cuadernos, hojas de carpeta, lápices y otros útiles, que pueden ser acercados a la institución, que funciona en 10 de Noviembre y Polonia.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico