Vecinal del barrio Gran Jardín de Caleta no entregó copa de leche por tres meses

Personal municipal que trabajaba en la unión vecinal del barrio Gran Jardín denunció verbalmente que la sede de esa institución permanecía continuamente cerrada y, lo que es peor, aseguraron que había mercadería para la copa de leche apilada desde hacia tres meses. Si bien poco es lo que se pudo saber de forma oficial, por averiguaciones propias de este medio fueron aflorando cuestiones que guardan similitudes con las del abandono en la vecinal del barrio José Koltum.

Caleta Olivia (Agencia)
La comisión del Gran Jardín, bajo la presidencia de Rosa Saihueque, supo tener actividades de contención para los más jóvenes a través de los talleres dictados por profesores de la comuna.
Esta actividad ya no es tal y los profesores renunciaron porque al concurrir a su trabajo nunca había nadie que les abriera las puertas.

UN CLUB SOCIAL
Afortunadamente, la Comisión del Club Social y Deportivo Gran Jardín cubrió el espacio vacío y entregó durante todo este tiempo la copa de leche a los pequeños del barrio en la casa de su presidente de apellido Tolava.
Fuentes allegadas a la comisión barrial aseguraron que en el transcurso de la semana, Rosa Saihueque concurrió a la Supervisión de Entidades Intermedias reconociendo que hace tres meses no daba asistencia en la Unión Vecinal, aludiendo que no disponía de personal para hacerlo.
Diario Patagónico intentó establecer comunicación con esta Supervisión, aunque desde la entidad y sin brindar mayores datos sobre lo ocurrido, manifestaron que no existen intenciones de confrontar con la presidenta de la vecinal y que «todo se está solucionando por el bien de la gente».
Lo cierto es que la visita de Saihueque respondía en realidad a la disposición municipal de enviar una asistente social al barrio que constatara que efectivamente no se estaba cumpliendo con la cobertura del servicio para los más necesitados.
La Unión Vecinal del barrio Gran Jardín no cuenta con Personería Jurídica sino más bien con un permiso municipal luego de que Saihueque fuera elegida por sus propios vecinos y, si bien se comprometieron a regularizar la situación cumpliendo sus deberes como comisión, el club que cubrió el bache y fue solidario con sus vecinos, continuará percibiendo una partida para llevar adelante la tarea que tanto ayuda a las familias sin recursos en aquel sector de Caleta.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico