Velas y sirenas de ambulancias por el enfermero René Méndez

La explanada de acceso a la guardia del Hospital Regional de Río Gallegos fue escenario en la noche del lunes de un triste y emotivo homenaje de despedida al enfermero jubilado René Méndez.

El trabajador de la salud falleció en ese mismo nosocomio luego de haberse contagiado de COVID 19, convirtiendo en el caso letal número14 de la pandemia en territorio santacruceño.

Familiares, colegas y otros profesionales de la comunidad hospitalaria encendieron velas y luego de escuchase una voz que dijo “buen viaje compañero” sonaron las sirenas de varias ambulancias y hubo aplausos de despedida, pero antes de ello se había rezado un Ave María un Padre Nuestro.

El diario La Opinión Austral también reportó que uno de sus hijos pidió a quienes fueron compañeros de su padre que no bajen los brazos en esta difícil lucha contra el virus que afecta a toda la humanidad y de manera particular a la capital santacruceña donde ya fallecieron doce personas, dos más en otras localidades y más de novecientas siguen contagiadas.

También hablaron ex compañeras de trabajo, algunas y jubiladas, quienes que resaltaron la figura de René y pidieron por más medidas de control sanitario y apoyo al personal de salud.

El enfermero, pese a haberse retirado de la actividad, había decidido colaborar con la atención de pacientes y fue diagnosticado como positivo de COVID 19, lo que debilitó su organismo ya que padecía hipertensión y diabetes, quedando internado en la Unidad de Terapia Intensiva hasta fue falleció en horas de la mañana de ayer.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico