"Venden humo cuando dicen que venden pirotecnia sin sonido"

Desde la organización Padres TEA cuestionaron el proyecto del concejal Ariel Montenegro y manifestaron que ellos no fueron consultados. Sostienen que los comerciantes están detrás de la iniciativa.

En la última sesión del Concejo Deliberante la por entonces posible adhesión a la ley de zonificación minera acaparó toda la atención. Sin embargo el concejal Ariel Montenegro, identificado con la UOCRA, presentó un proyecto de ley que permitiría “la venta de pirotecnia sin sonido”.

Tal como informó El Patagónico, la iniciativa del edil es confusa y deja a libre interpretación la posibilidad para vender cualquier tipo de productos. Además, no cuenta con la consulta a familiares de las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA) y defensores de los derechos de los animales.

Susana Casas, integrante del grupo “Comodoro TGD Padres Tea”, se mostró preocupada por el proyecto de Montenegro y manifestó que nadie los consultó para presentar esta modificación a la ley que prohíbe la venta de pirotecnia en Comodoro.

“No fuimos consultados en ningún momento para este proyecto de ordenanza. Es siempre lo mismo cuando se quiere modificar la ordenanza”, cuestionó.

En diálogo con este medio, Casas explicó que el año pasado se realizó una encuesta interna para conocer la opinión entre todas las familias, pero todas coincidieron que no saben diferenciar los productos que producen estruendo y cuáles no. “No hay posibilidades de diferenciar estos productos. Ya nos pasó que el Sindicato del Fósforo nos pidió una etiqueta para rotular cuál hace estruendo y cuál no. Uno tampoco sabe qué impacto pueden llegar a tener porque hablan de una cañita voladora que hace un sonido leve, pero no se tira una, sino que se tiran miles. Venden humo cuando dicen que venden pirotecnia sin sonido”, criticó.

“Nosotros cuando hablamos de hipersensibilidad auditiva, hablamos de que es imposible controlar lo que sienten nuestros familiares. En pandemia estuvimos reunidos por videoconferencia con referentes de Cienfuegos y Júpiter y nos explicaron que no existe pirotecnia de luz y color sin estruendo. Además, ¿quién va a verificar o controlar qué potencia tiene ese estruendo? Nosotros somos padres y el año pasado nos sentimos acorralados sobre decidir qué producto sí y cuál no cuando no tenemos esa capacidad para hacerlo. Tienen que ser especialistas quienes decidan. No puede venir un grupo de comerciantes a sacar un listado debajo de la manga para que les habiliten la venta”, apuntó.

Asimismo, Casas destacó que desde la organización se hace un constante seguimiento de la ley y se solicitaron campañas de difusión porque “lo que necesita Comodoro es un cambio cultural, que lleva un proceso ya que hay gente que no entiende por qué se realizó esta ordenanza”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico