Vendía en Catamarca piezas arqueológicas de la Patagonia

Policías de Pico Truncado secuestraron y pusieron a resguardo del Museo Regional de esa ciudad 90 piezas arqueológicas que estaban en poder un trabajador petrolero y que habían sido ofrecidas en venta por su hermano que reside en Catamarca.

El hecho tuvo su génesis en la ciudad de Belén, cuando referentes de una oficina de Patrimonio Arqueológico radicaron una denuncia ante la Fiscalía Federal de esa circunscripción, anoticiando que existía a la venta a través de la red social Facebook de puntas de flechas, raspadores, cuchillos de piedra y boleadoras, entre otras reliquias históricas de pueblos originarios de la Patagonia.

Ante ello la policía catamarqueña ubicó a la persona que ofrecía los elementos, quien manifestó que se vendían de buena fe y que todas las piezas se encontraban en la casa de un hermano que reside en Pico Truncado.

Por tal motivo se puso en conocimiento formal a la DDI de Pico Truncado y el personal de esta dependencia, a cargo de la subcomisario Dalila López Moreno, ubicó a un hombre de 36 años.

El mismo fue notificado que, por disposición de la Fiscalía Federal de Catamarca, se encontraba involucrado en una situación procesal relacionada con la Ley Nacional Nro. 25.743 por la que se prohíbe el tráfico ilícito de bienes culturales.

Fuentes confiables revelaron a El Patagónico que el imputado dijo desconocer la legislación y que personalmente nunca había puesto en venta las reliquias arqueológicas sino que simplemente le había enviado fotos su hermano de las mismas y no sabía que el mismo las ofrecía en venta.

El informe policial destaca que entendió la situación y entregó inmediatamente las piezas que fueron exhibidas por Facebook en Catamarca.

Además presentó otras que no figuraban el “catalogo” exhibido por su hermano, arribando a un total de noventa piezas y relató que por su actividad laboral en el ámbito petrolero las había hallado en campos del yacimiento El Huemul, distante unos15 km. de Pico Truncado.

Los elementos quedaron en resguardo del Museo Regional de Pico Truncado a cargo de Sebastián Toledo, quien colaboró con el procedimiento se entrevistó con el vecino cuya identidad no se dio a conocer.

Asimismo, éste se comprometió a ponerlas a disposición del Museo otras piezas que pueda encontrar en la zona mencionada.

Finalmente, la DDI destacó la colaboración que recibió de la Dirección Provincial de Patrimonio de Cultural de la Provincia de Santa Cruz y de la Dirección de Cultura de Pico Truncado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico