Ventana abierta para los negociados
Pese a que Dujovne había informado que el lunes se anunciarían medidas, y ante las versiones de que se volverían a fijar derechos de exportaciones, el ministro Etchevehere dejó abierto hasta la tarde del viernes el registro de ventas, en beneficio de las exportadoras.

En la que fue su última disposición ministerial, el titular de la cartera de Agroindustria, Luis Etchevehere, les dio la posibilidad a los exportadores de granos de presentar liquidaciones antes de ser alcanzados nuevamente por las retenciones al sector que fueron anunciadas ayer. El jueves pasado, mientras trepaba el dólar, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunciaba que recién ayer se conocerían nuevas medidas económicas para enfrentar la devaluación.

Como ya el oficialismo había dejado trascender que se volverían a establecer retenciones a las exportaciones, grandes exportadores y cerealeras se apuraron a presentar declaraciones juradas de ventas al exterior (DJVE), fijando así el marco tributario bajo el que operaban.

Recién en la tarde del viernes el expresidente de la Sociedad Rural Argentina cerró el registro de nuevas operaciones. Tarde: al menos ocho millones de toneladas ya habían sido declaradas. Revelando, de paso, que los exportadores estaban especulando con la suba del dólar antes de oficializar sus operaciones.

El rumor sobre el regreso de las retenciones a las exportaciones –que el gobierno de Mauricio Macri hasta ayer había demonizado y atribuido a una política supuestamente errada del kirchnerismo– generó el rechazo de las cámaras agropecuarias. El propio Etchevehere expresó sus objeciones.

En medio de la corrida cambiaria que los benefició en las últimas semanas, los exportadores de cereales aprovecharon el “olvido” del ministro Etchevehere de cerrar los registros y –entre jueves y viernes– lograron inscribir para exportaciones por 3,5 millones de toneladas de maíz, 626 mil toneladas de aceite de soja, 2,45 millones de toneladas de harina de soja, 1 millón de toneladas de trigo, 400 mil toneladas de cebada y 30 mil toneladas de aceite de girasol.

Al ingresar en el registro las declaraciones juradas, las operaciones quedaron congeladas y no serán alcanzadas por las retenciones.

PARA AMIGOS

Etchevehere firmó la resolución de cierre del registro de exportaciones el viernes a la tarde. El texto de la norma deja en claro que el ministro creía en su restablecimiento, ya que dice que “el gobierno nacional ha adoptado la decisión de proceder a modificar algunos de los derechos de exportación de los granos, oleaginosas y subproductos de los mismos”, por lo que se presenta “la necesidad de preservar la transparencia del mercado mientras se procede con la adopción de dicha medida”; con esos considerandos, resuelve la suspensión temporaria del registro de DJVE.

Como antecedente, vale recordar que cuando el 13 de agosto el Gobierno anunció que se suspendía por seis meses la rebaja de retenciones a los productos derivados de la soja, el registro de declaraciones de ventas al exterior se cerró un día antes. Otro detalle que dejó en evidencia el “error” del ministro fue que hizo constar en su resolución que ésta entraba en vigencia al momento de ser firmada (el mismo viernes) y no, como es habitual, desde su publicación efectiva en el Boletín Oficial, que, por la demora inicial, recién se produciría ayer.