Venturini pretende demostrar en Gimnasia lo que no pudo en España

"Preferí volverme para encontrar algún grupo humano que me ayude a mejorar y un club que me dé la oportunidad de jugar", confesó el platense de 20 años que actuó dos temporadas fuera del país, en la LEB y la ABC españolas.

El escolta Facundo Sebastián Venturini retornó hace un par de meses al país para incorporarse como ficha juvenil al plantel superior de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, que se prepara para disputar la Copa Argentina, que arranca el 4 de setiembre, y la Liga Nacional de Básquetbol, que se iniciará en los primeros días de octubre.
Venturini, quien nació hace 20 años en La Plata, viene de jugar en el Ricoh Manrresa de la Liga ABC de España y ahora espera darle lo mejor a un Gimnasia que renovó todo su plantel, donde la juventud y la experiencia esperan brindar el equilibrio necesario.
«Estoy con todas las ganas de dejar todo por Gimnasia, que me dio una oportunidad muy importante, y trataremos de llevar a este equipo hacer lo mejor posible como para que estemos arriba», aseguró Venturini en diálogo con este diario.
También se refirió a lo que fue su primera impresión de fomar parte de un plantel nuevo y con mucha predisposición a la hora de trabajar.
«Conozco a la mayoría de los jugadores, porque estuve con ellos en algunos clubes o en alguna selección. Es un grupo humano muy bueno y estamos con ganas, porque casi todos somos jóvenes. En el entrenamiento damos todo y vamos a ver qué pasa este año», afirmó.
Al ser consultado sobre sus características, destacó: «soy un jugador que corre mucho y puedo tomar algún que otro tiro de tres puntos, pero más que nada puedo defender».
Venturini jugó dos años en España, donde emigró cuando tenía 18. La primera etapa fue positiva y la segunda negativa, en todo sentido. Por eso decidió retornar a la Argentina.
«Firmé por cuatro años para el Ricoh Manrresa de la ABC de España. El primer año estuve en el CB Tarragona de la LEB, donde jugué 23 minutos de promedio y logramos entrar en los playoffs. Retorné a mi club y casi ni jugaba, así que pedí que me cedan a Tercera. Encima, tuve problemas con jugadores y dirigentes», reconoció.
Ahora espera recuperar terreno no sólo en lo deportivo, sino también en lo humano. «Preferí volverme para encontrar algún grupo humano que me ayude a mejorar, y un club que me dé la oportunidad de jugar. La verdad que estoy contento porque acá he visto todo esto», sentenció el escolta.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico