Violento choque sobre Rivadavia en aparente corrida de picadas

En la mañana del domingo, aproximadamente a las 7:40, ocurrió un choque entre dos vehículos que se tocaron cuando subían a gran velocidad por avenida Rivadavia.

Un automóvil Volkswagen Gacel, color gris, patente TVG-712, conducido por Carlos Curruhuinca, de 20 años de edad, fue tocado en su parte trasera por un Chevrolet Corsa, patente CXE-352, que iba al mando de Pablo Alvarez, de 22 años.
De acuerdo con los dichos de testigos en el lugar, ambos rodados subían por avenida Rivadavia, con dirección hacia Alsina, y lo hacían a gran velocidad. Según datos recabados por la policía, los vehículos se cruzaban de carril, intentando pasarse. En esas maniobras, el Corsa tocó al Gacel y éste fue a chocar violentamente contra una palma de luz y quedó aprisionado contra una pared, en inmediaciones de Rivadavia y Chacabuco.
El chofer del Gacel quedó atrapado por los fierros doblados del auto, y fue auxiliado por la unidad de rescate de Bomberos Voluntarios.
Como consecuencia del violento impacto contra la palma, Curruhuinca sufrió fractura de fémur derecho y fue derivado de urgencia al Hospital Regional, donde sería intervenido quirúrgicamente.
Por su parte, el conductor del Corsa terminó con golpes, producto de que su auto se desplazó y volcó en el bulevar.
En el accidente tomó intervención el personal de la Seccional Primera, que señaló que se realizará la investigación del hecho, ante la probabilidad de que los dos conductores estuvieran corriendo picadas cuando protagonizaron el choque.

Fuente:

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico