Volkswagen Virtus, Sedán de alta tecnología

Importado desde Brasil, se ubica entre el Voyage y el Vento. Se destaca la conectividad con el Active Info Display y un nivel de seguridad que levanta la vara del segmento.

Desde mediados de marzo, Volkswagen iniciará la venta del Virtus, la versión sedán del Polo, que también llega importado de Brasil y que apunta a ofrecer un auto tecnología avanzada para el segmento B, el de entrada.

El motor es 1.6 litros de 16 válvulas, con 110 CV (155 Nm), en niveles Trendline, Comfortline y Highline, que en todos los casos se puede combinar con transmisión manual o automática.

Fabricado con la nueva plataforma modular MQB, tiene un diseño dinámico y moderno, y mide 4.48 m de largo, 2,65 m de distancia entre ejes (exactamente lo mismo que el Vento actual), 1,47 m de alto y 1,75 m de ancho. Además, el baúl de 521 litros es uno de los más grandes del segmento.

En materia de conectividad, ofrecerá un “manual cognitivo”, un asistente basado en Inteligencia Artificial con todos los contenidos de sus manuales. La aplicación permitirá a los usuarios interactuar y obtener información sobre la literatura de a bordo de los automóviles utilizando lenguaje natural.

También, como el Polo, cuenta con el Active Info Display. Se trata de un cuadro de instrumentos totalmente digital en el que la información es implementada vía software. La información de navegación se puede ver en 2D o 3D, en una pantalla de 10,25 pulgadas, del tamaño de una tablet. La información sobre las funciones de conducción, navegación y asistencia puede integrarse en áreas gráficas del velocímetro.

Además, hay dos sistemas multimedia, de acuerdo a la versión, de ocho o seis pulgadas, en ambos casos con la posibilidad de espejar aplicaciones de teléfonos celulares.

Se destaca en seguridad, con control de estabilidad en todas las versiones, cuatro airbags y anclajes para sillas infantiles.

Los precios van desde los $351 mil hasta los $497 mil.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico