Volvió a resentirse el sistema de salud pública por el paro de ATE

Con un alto índice de acatamiento en toda la provincia, miles de afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado que desempeñan funciones en distintas reparticiones públicas realizaron ayer el primer paro del año en demanda de mejoras salariales.

Caleta Olivia (agencia)

En esta ciudad el paro se vio reflejado con amplia magnitud en el Hospital Zonal, donde ATE posee la mayor cantidad de afiliados. A mediodía, en el hall central de ese nosocomio se realizó una asamblea para evaluar la repercusión de la medida de fuerza que se realizaba en toda la provincia para definir futuras acciones de reclamo.
Cabe recordar el gremio resolvió fijar una fuerte postura en el plenario de secretarios generales y cuerpo de delegados que tuvo lugar en la ciudad del Gorosito en la jornada del sábado.
El mismo fue liderado por el secretario gremial de la conducción nacional y principal referente de la CTA en Santa Cruz, Alejandro Garzón, quien formuló serias críticas contra el actual secretario general a nivel provincial de ATE, Raúl Gómez, acusándolo de no defender a los afiliados y asegurando que la mayoría de las bases ya no le responden.
Garzón también recordó que hace ya hace casi 2 años que el Gobierno provincial no concede aumentos salariales a los estatales y en ese marco ATE ni siquiera fue convocada a mesa de paritarias.
Por su parte, una vocera de los trabajadores del hospital local, Elena Maldonado, precisó que  exigen el 50% de aumento salarial para que exista un piso de 6 mil pesos, “ya que en el ámbito hospitalario, por ejemplo, hay compañeros que cobran entre 3 mil y 4 mil pesos de bolsillo”.
En este contexto, enfermeros, personal de maestranza y administrativos llevaron adelante la medida de fuerza de 24 horas en su lugar de trabajo, asegurando que mantenían guardias mínimas, pero que no garantizaban la atención en consultorios externos para pacientes con turnos programados.
A esta medida de fuerza también adhirió la Asociación de Profesionales de la Salud pública (APROSA) cuya secretaria general, Andrea Pérez, indicó a este medio que “el acatamiento fue alto y lo que nosotros solicitamos es que nos convoquen a paritarias”.
Debe recordarse que la entidad aún no fue reconocida formalmente por el Gobierno, por lo cual no se la llama a mesa de negociaciones y esa inequidad motivó que en 2012 numerosos médicos que se desempeñaban en hospitales públicos decidieran dejar de prestar servicios y retornar a sus provincias de origen.
Los referentes de APROSA compartieron la asamblea que se desarrolló luego del mediodía y que no tuvo como correlato una marcha por las calles como inicialmente se había previsto.
MARCHA EN GALLEGOS
La huelga también tuvo gran repercusión en Río Gallegos y se vio reflejada en las calles con una manifestación de trabajadores que previamente se concentraron en la esquina de las avenidas San Martín y Kirchner, muchos de los cuales desempeñan funciones en el Hospital Regional.
A partir de las 11, llevando pancartas de ATE y haciendo sonar bombos y redoblantes, se dirigieron hasta la Casa de Gobierno donde desde hace varios días se encuentran acampando manifestantes de la UOCRA que tienen sus propios reclamos, relacionados con la ley que establece que los fondos que envía Nación deben ser destinados exclusivamente a obras públicas, la cual fuera vetada a fines de 2012 por el gobernador Daniel Peralta.
Se debe recordar al respecto que en la última sesión ordinaria de la Cámara de Diputados no se alcanzaron los dos tercios de votos para desactivar lo dispuesto por el mandatario provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico