Wereltilneck está "preocupado" por lo que pueda ocurrir durante el juicio a Facundo Jones Huala

El gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, visito ayer a la ciudad de San Carlos de Bariloche, donde manifestó su preocupación por un posible estallido de violencia durante el juicio al líder mapuche Facundo Jones Huala, que se desarrollará el miércoles en el gimnasio municipal 3 de esa ciudad.

Por la mañana, Weretilneck se reunió con las autoridades de la Regional Tercera de Policía para coordinar las tareas que deberán cumplir los efectivos que controlarán la vía pública.

“Si bien el juicio es de ámbito federal y el perímetro del lugar va a estar a cargo de las fuerzas federales, a la luz de todos los hechos violentos que se han vivido a partir de estas organizaciones, estamos realmente preocupados por lo que pudiera llegar a suceder”, dijo el gobernador en diálogo con Radio Seis.

Añadió que se preocupación se funda en “la violencia que estos grupos han llevado adelante, no sólo en los 94 hechos delictivos que se están investigando, sino también en todas las manifestaciones que han hecho últimamente”.

Jones Huala está detenido en el penal federal de Esquel, por orden del Juez Gustavo Villanueva, en función a un pedido de captura de la justicia chilena por un incendio en el 2013 en el campo Pisué Pisué, en la Región de la Araucanía, cercano a Temuco, a la altura de la ciudad de Neuquén en la Argentina.

Junto a Huala fueron detenidos cinco mapuches de Chile, todos acusados por el mismo incendio intencional, pero luego quedaron desprocesados y excarcelados por falta de pruebas.

Jones Huala tenía prisión domiciliaria en Chile a la espera del juicio, pero se fugó y volvió a la Argentina, donde fue detenido por primera vez en 2016. En octubre de ese año, el juez federal de Esquel, Guido Otranto, encabezó el primer juicio de extradición en su contra, pero lo anuló por torturas a un testigo en la detención del jefe mapuche, y lo liberó.

Sin embargo, el pedido de captura siguió vigente para Interpol, por lo que Villanueva ordenó detenerlo nuevamente. La defensa de Jones Huala apeló ese nuevo encarcelamiento y en agosto del año pasado la Corte Suprema de Justicia rechazó el recurso y ordenó un nuevo juicio de extradición.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico