Ya rige la baja efectiva en los combustibles

Las naftas y gas oil comenzaron a costar ayer un 5% menos, aproximadamente 50 centavos por litro, reducción que en Comodoro y su zona de influencia representa unos 30 pesos por cada tanque que se llena. La medida fue resuelta a nivel nacional.

 Los automovilistas que ayer tuvieron que acercarse a los surtidores se encontraron con la baja efectiva en el precio de todas las variedades de naftas y gas oil, que había sido anunciada el 23 de diciembre y que rige desde ayer.

Los precios que ayer tenían la totalidad de las estaciones de servicio de la ciudad y Rada Tilly ya estaban adecuados a la reducción dispuesta para evitar que la merma del valor del crudo a nivel internacional afectara el bolsillo del consumidor y para mantener la actividad sin pérdida de puestos laborales.

La medida, que fue presentada el 23 de diciembre por los ministros de Economía, Axel Kiciloff; y de Planificación Federal, Julio De Vido, es el resultado de un acuerdo que luego de varias negociaciones suscribieron las provincias productoras encabezadas por el gobernador Martín Buzzi como titular de la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFEPHI), las operadoras, refinadoras, estaciones de servicio y los gremios petroleros.

PROGRAMA DE ESTIMULOS
El acuerdo también incluyó un programa de estímulos para la actividad petrolera, que contiene la baja en las retenciones móviles a las exportaciones, el aporte de 3 dólares por barril adicional que se produzca y que además incluyó el acuerdo con los gremios para que a partir de la suma puente y otros logros salariales se pueda mantener la actividad y asegurar la estabilidad laboral.

En la presentación del descuento que comenzó a regir ayer, el ministro de Economía de Nación habló de un “esfuerzo compartido” porque el gobierno nacional hace su contribución “para que bajen las naftas y el petróleo” y adelantó que se reveerá el impuesto a las naftas con lo que –aseguró- hay un “sacrificio de ingresos fiscales en un marco de la situación comprometida del sector petrolero”.

La baja de los combustibles es inédita en la Argentina ya que el único antecedente que se recuerda es el que, por el subsidio otorgado a la región, en el año 1991 se redujo el precio de los combustibles en la Patagonia en un 50%, beneficio que se fue perdiendo en el tiempo ya que no se ató al valor final de las naftas, sino a los impuestos que cobra el Estado sobre ellos.

Para el ministro de Planificación, Julio De Vido, la baja en los combustibles implica que “se vuelquen 2.000 millones de pesos al año a la economía real, al consumo”.

EN LOS SURTIDORES Y EN EL BOLSILLO
La reducción del 5% que comenzó a regir ayer se verificó en los surtidores. En el caso de los combustibles de YPF, que es el testigo para las otras marcas, en Comodoro Rivadavia los precios que se informaba desde las pizarras marcaban esta variación, de modo tal que la Super que el 31 costaba 9.73 pesos bajó a 9.24, la Infinia pasó de 10.92 a 10.49. En el caso de los Diesel, los valores también se adecuaron, el Euro bajó de 10.35 a 9.83 y el Ultradiesel de 9.75 a 9.45.

El cálculo que ayer se hacía indicaba que, por cada llenado de tanque el ahorro rondaría entre los 30 y los 40 pesos. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico